Monday, January 9, 2017

El Poder del Partimiento del Pan (Santa Cena). Oración

COMUNIDAD DE GUERREROS ESPIRITUALES
El Regreso a las Raíces Hebreas de la Fé


La Santa Cena en realidad debe llamarse el PARTIMIENTO DEL PAN: ésto era lo que hacía la iglesia primitiva cada día. La SANTA CENA, en sentido estricto, es una vez al año con la celebración del PESAJ, la Pascua del Señor. Todos la conocemos, pero hoy día, no pasa de ser un ritual, vacío y repetitivo. Si pudiéramos comprender el significado profundo cuando COMEMOS DE SU CUERPO Y BEBEMOS DE SU SANGRE, entonces todo será distinto.
El Partimiento del Pan no sólo encierra misterios, sino que a través de la Palabra de Dios, el Señor nos vá dando pistas, realmente profundas y maravillosas de lo que significa ésta recordación que sin duda la podemos celebrar TODOS LOS DIAS.

Comencemos con el principio de permanencia.
4 Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. (Juan 15:4)

5 Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. 6 El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden. 7 Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho. 
(Juan 15:5-7)

Dice aquí que sus Palabras deben permanecer en nosotros. Ésto significa que debemos estar perseverando en obediencia a su Palabra y a sus Mandamientos. Sus mandamientos, en su mayor expresión y cantidad se encuentran en la Toráh. Yeshúa (Jesús) muchas veces dijo que debíamos obedecer la Toráh. Dónde encontramos que debemos obedecer la Toráh

17 No penséis que he venido para abolir la ley o los profetas; no he venido para abolir, sino para cumplir (obedecer). 18 Porque en verdad os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, no se perderá ni la letra más pequeña ni una tilde de la ley (Toráh) hasta que todo se cumpla.  
19 Cualquiera, pues, que anule uno solo de estos mandamientos (de la Toráh), aún de los más pequeños, y así lo enseñe a otros, será llamado muy pequeño en el reino de los cielos; pero cualquiera que los guarde y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos. (Mateo 5:17-19)

El joven rico. (Mr. 10.17-31; Lc. 18.18-30)
16 Entonces vino uno y le dijo: Maestro bueno, ¿qué bien haré para tener la vida eterna? 17 El le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno sino uno: Dios. Mas si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos (guarda la Toráh) (Mateo 19:16-17)

2 En la cátedra de Moisés se sientan los escribas y los fariseos. 3 Así que, todo lo que (ellos) os digan (acerca de las leyes de Moisés) que guardéis, guardadlo y hacedlo; mas no hagáis conforme a sus obras (sus mandamientos rabínicos), porque dicen, y no hacen. (Mateo 23:2-3)

Este texto bíblico parece olvidado, tal vez porque no se lo entiende bien, pues lo pondremos de una forma parafraseada y así captaremos su real significado:

Los Escribas y Fariseos son los que tienen la autoridad para enseñar la Toráh que son las leyes dadas a Moisés. Así que, lo que ellos enseñan acerca de la Toráh que guardéis, guardadlo y hacedlo. Pero no hagan conforme a lo que mandan con sus mandamientos rabínicos y tradiciones, porque dicen y no hacen. (Mateo 23:2-3 parafraseado)

Por lo tanto, Yeshúa (Jesús) nos está ordenando guardar la TORAH

56 EL QUE COME MI CARNE Y BEBE MI SANGRE, permanece en mí y yo en él. 
57 Así como me envió el Padre viviente, y yo vivo por el Padre, también el que COME de mí, vivirá por mí.  (Juan 6:56-57)

El  Partimiento del Pan es comer la carne y beber de la Sangre de Yeshúa. Diríamos que en aquel momento tan solemne y tan importante, literalmente, SU esencia divina  entra en nuestra pobre humanidad, para unirse a nosotros y tocar nuestras entrañas e inundar nuestro ser completo: ALMA; CUERPO Y ESPIRITU transfiriéndolos VIDA, eso es lo que dice este versículo!! 

35 Yeshúa les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás. (Juan 6:35)

  El Partimiento del Pan (Santa Cena para los cristianos tradicionales) fortalece nuestro espíritu y también nuestro cuerpo. Nunca tendremos hambre espiritual; no estaremos con esa sensación de vacío interior, incompletos, siempre carentes. El Partimiento del Pan, nos fortalece espiritualmente y nos libra de caer en SEQUIAS ESPIRITUALES. La promesa dice que no vamos a estar SECOS, NI SEDIENTOS. Nos librará de la POBREZA ESPIRITUAL, por ende de toda pereza y flojera espiritual.

20 En aquel día vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí y yo en vosotros. 21 El que tiene mis mandamientos (mi Toráh) y los guarda, ese es el que me ama; y el que me ama será amado por mi Padre, y yo lo amaré y me manifestaré a él. 22 Le dijo Judas (no el Iscariote): --Señor, ¿cómo es que te manifestarás a nosotros y no al mundo? 23 Respondió Jesús y le dijo:
 --El que me ama, mi palabra guardará (guardará mi Toráh); y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada con él.  (Juan 14:20-23)

Yeshúa mandó que recordemos su última cena, que la hagamos en conmemoración de Él. Entonces dice que si lo amamos, obedeceremos su Toráh. Aparte la Santa Cena es órden de El. Obedeciéndole seremos amados por el Padre, y tendremos una MANIFESTACIÓN de Yeshúa: el promete revelarse en nuestras vidas, si le obedecemos; ésta es la consecuencia de la PERMANENCIA Yeshúa en nosotros.

42 Se mantenían firmes en la enseñanza de los apóstoles, en la comunión, en el Partimiento del Pan y en la oración. 43 Todos estaban asombrados por los muchos prodigios y señales que realizaban los apóstoles. (Hechos 2:42-43)

La obediencia a la práctica del Partimiento del Pan y la oración posibilitaban la realización de grandes milagros de aquella época. Por supuesto hoy día ésta costumbre ya casi ha desaparecido; se ha convertido en un ritual y no discernimos que es lo qué estamos comiendo y bebiendo.

46 Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón, 47 alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos. (Hechos 2:46-47)

CADA DÍA celebraban el Partimiento del Pan. Es muy interesante. Los cristianos de hoy apenas una vez al mes o cada tantos meses. POR LO TANTO LA FUERZA ESPIRITUAL DE LA IGLESIA DE HOY ES MÍNIMA. No entendemos, no creemos prácticamente en el Partimiento del Pan. Por otro lado, note que CONSECUENCIA de este acto era la MULTIPLICACIÓN de la iglesia. La iglesia no era estéril, al contrario daba muchos frutos porque obedecían y permanecían en Mashiaj (Cristo).

23 Yo recibí del Señor lo mismo que les transmití a ustedes: Que el Señor Yeshúa (Jesús), la noche en que fue traicionado, tomó pan,24 y después de dar gracias, lo partió y dijo: «Este pan es mi cuerpo, que por ustedes entrego; hagan esto en memoria de mí.»25 De la misma manera, después de cenar, tomó la copa y dijo: «Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; HAGAN ESTO, cada vez que beban de ella, en memoria de mí.»26 Porque cada vez que comen este pan y beben de esta copa, proclaman la muerte del Señor hasta que él venga. (1 Corintios 11: 23-26)

27 Por lo tanto, cualquiera que coma el pan o beba de la copa del Señor de manera indigna, será culpable de pecar contra el cuerpo y la sangre del Señor. 28 Así que cada uno debe examinarse a sí mismo antes de comer el pan y beber de la copa. 29 Porque el que come y bebe sin discernir el cuerpo, come y bebe su propia condena. 30 Por eso hay entre ustedes muchos DEBILES Y ENFERMOS, e incluso varios han muerto. 31 Si nos examináramos a nosotros mismos, no se nos juzgaría; 32 pero si nos juzga el Señor, nos disciplina para que no seamos condenados con el mundo. (1 Corintios 11:27-32)

Aquí nos habla de enfermedad y debilidad física como resultado del pecado. Hacer el Partimiento del Pan llevando una vida de pecado, o doble moral o doble vida, impureza sexual, amarguras es muy peligroso, porque DEBILITA Y ENFERMA, es como si  el Partimiento del Pan (la SANTA CENA) diera un resultado opuesto al que se espera, porque "come y bebe para su propia condena". 
Así al hacer el partimiento del pan INDIGNAMENTE, uno sale literalmente CONDENADO de la celebración, así que mucho cuidado con ésto.
Y por qué entonces el Partimiento de Pan trae sanidad a nuestro cuerpo? El Partimiento del Pan sana porque al comer del cuerpo y la sangre de Mashiaj (Cristo), el PAN Y EL VINO, literalmente entran en nuestro cuerpo, como si entrara el mismo fuego de su Ruaj Hacodesh (Santo Espíritu) y "quema" la enfermedad. En ese momento comienzan a ocurrir cosas muy profundas en el mundo espiritual, pero que son una realidad de sanidad para nuestras vidas.

30 Luego, estando con ellos a la mesa, tomó el pan, lo bendijo, lo partió y se lo dió .31 Entonces se les abrieron los ojos y lo reconocieron, pero él desapareció. (Lucas 24:30-31)

 El Partimiento del Pan (la SANTA CENA) "abre" nuestros oídos y ojos espirituales, saca el velo de ignorancia, rompe literalmente la ceguera espiritual. Si hacemos éste acto de todo corazón, nosotros veremos la bendición de Dios en nuestras vidas.

12 ¿Cómo puedo pagarle al Señor por tanta bondad que me ha mostrado? 13 ¡Tan sólo brindando con la copa de *salvación e invocando el *nombre del Señor! (Salmos 116:12-13)

La El Partimiento del Pan (Santa Cena en el cristianismo tradicional) es también un acto de AGRADECIMIENTO a Dios.

CEREMONIA DEL PARTIMIENTO DEL PAN
BENDICIÓN del PAN
23 Yo recibí del Señor lo mismo que les transmití a ustedes: Que el Señor Yeshúa (Jesús), la noche en que fue traicionado, tomó pan, 24 y después de dar gracias, lo partió y dijo: «Este pan es mi cuerpo, que por ustedes entrego; hagan esto en memoria de mí.» (1 Corintios 11:23-24)

(Ahora levante su Pan con las dos manos) 

ORACION: Amado Yeshúa HaMashiaj: Recordamos hoy con éste Partimiento del Pan tu muerte en el madero  y hacemos Santa conmemoración asi como lo has ordenado. Gracias por los privilegios y bendiciones que nos alcanzan por tu muerte en el madero.

Señor Yeshúa (Jesús) nos presentamos ante tí este momento para decirte que te necesitamos; que te anhelamos y que sin tí nada podemos hacer.
Con humildad y con quebrantamiento de corazón te pedimos que nos perdones, porque no queremos comer éste Partimiento del Pan indignamente; queremos comer dignamente y pedimos perdón porque hemos fallado, muchas veces hemos hecho lo malo delante de tí y hemos sido desobedientes. Ayúdanos a obedecer tu Toráh, que son tus mandamientos, ayúdanos a entenderla, a discernirla.

Bendecimos ahora este PAN, que representa el cuerpo de MASHIAJ (CRISTO) y damos gracias por todas las bendiciones invaluables que tenemos con la muerte de Yeshúa HaMashiaj.

Yeshúa HaMashiaj: Por tus llagas hemos sido sanados; recibimos ahora esa salud de tu reino en todo nuestro cuerpo, en todo nuestro ser, en toda nuestras emociones. Ahora recibo, confieso y acepto sanidad de.........(nombre la enfermedad que le aqueja). El CUERPO y la SANGRE de YESHÚA (JESUS) deslojan toda enfermedad de mi cuerpo, queman toda enfermedad en mí. Ahora soy una persona LIBRE, SANA Y LIMPIA.

También Padre Altísimo, recibimos sanidad de toda carencia, de toda pobreza espiritual, de toda sequía y ceguera espiritual. Pedimos que nuestros ojos espirituales sean abiertos completamente para que te veamos de verdad. 

ABBA KADOSH: Sánanos y rompe yugo de maldiciones de iniquidad, de rebeldías y pecados contra tí. Y también recibimos esa transferencia de autoridad sobre toda enfermedad, y cuando oremos e impongamos manos los enfermos sanarán, los endemoniados se liberarán. Ahora hay VIDA, salud y pureza dentro nuestro. Permanecemos en TI y por eso llevamos mucho fruto.

46 Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón, 47 alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos. (Hechos 2:46-47)

Añade a nuestra congregación a todos los que han de ser salvos, danos mucho fruto. Arranca toda esterilidad espiritual de en medio de nosotros. Que podamos engendrar muchos hijos espirituales. Y seamos de gran impacto en toda nuestra región. Aviva ABBA KADOSH tu obra en medio de los tiempos.

Sea bendecido el ministerio Casa de Oración en Misión Avivamiento con avivamiento y multiplicación. Que lleguen a ellos gente de todos lados. Bendecimos a sus líderes Adolfo y Cristina, a sus hijos Sarah, Leticia y Arturo, pedimos que siempre anden con corazon perfecto delante de tí, para siempre en tus caminos, sean edificados gloriosamente en tu Toráh, y toda tu palabra, tengan siempre tu ayuda y provisión de lo alto y sean guardados de toda injusticia y de todo mal.

Arranca de todos nosotros la ruina, la pobreza, la carencia, las deudas, porque nosotros tus hijos, no andaremos todos agobiados de escasez. No seremos menesterosos.
Dios de Abraham, Isaac, Israel: esa corona de espinas de Yeshúa HaMashiaj nos salva del hambre, nos salva de la escasez y la necesidad, nos salva de la desesperación, nos salva de la desocupación, suplicamos en el poderoso nombre de tu Santo Hijo Yeshúa HaMashiaj, que sanes y restaures nuestras finanzas y mientras estemos en ese camino, concédenos el vivir sin tormentos, confiados en tí y en tu poder, en tu misericordia, en tu gracia y con la suficiente sabiduría para manejar y administrar todo bien material que has puesto en nuestras manos. Nada tendremos que temer.

Señor Yeshúa: Tu cuerpo fue partido por nosotros, fue partido para salvarnos, para liberarnos, fue partido para sanarnos, para restaurarnos y para levantarnos. Suplicamos que hoy al comer tu cuerpo recibamos todo lo necesario y suficiente para sanarnos, para liberarnos, para limpiarnos y para tener esa VIDA ABUNDANTE QUE TÚ PROMETISTE.

Bendito eres Adonay, Dios y Rey de todo el Universo que creaste el pan del fruto de la tierra para recordarnos del cuerpo de YESHÚA que se partió y entregó por nosotros.  

(Ahora se come el pan que es el CUERPO DE  MASHIAJ / CRISTO)

BENDICIÓN del VINO.
25 De la misma manera, después de cenar, tomó la copa y dijo: «Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; HAGAN ESTO, cada vez que beban de ella, en memoria de mí.»26 Porque cada vez 
que comen este pan y beben de esta copa, proclaman la muerte del Señor hasta que él venga. (1 Corintios 11:25-26)

(Ahora levante su copa de vino con las dos manos)

ORACION: Bendecimos esta Copa, Copa de Salvación que representa tu Preciosa Sangre Señor Yeshúa Ha Mashiaj (Jesucristo). Sea ahora ésta SANGRE PODEROSA fluyendo dentro nuestro, de nuestras entrañas, limpiándonos, sanándonos, restaurándonos. 
Ésta es la Sangre del Nuevo Pacto que nos salvó de la muerte eterna, por lo tanto ahora nos transfiere una nueva vida, una vida abundante.
Queremos y suplicamos que cambies nuestras vidas, ya no queremos seguir así. Tu Sangre que dá VIDA, liberación, sanidad, la tomamos y que al entrar dentro nuestro desaloje y seque toda agua y aceite de maldición que se haya alojado en nuestras entrañas en nuestros huesos y quedemos libres para recibir tus bendiciones. (Salmo 109:18)
Fluya ahora esta SANGRE PRECIOSA dentro nuestro y destruya toda maldición, todo huevo de aspid, toda telaraña que se ha tejido dentro nuestro y nunca mas seremos portadores de iniquidades. (Isaias 59:5)

Invocamos ahora tu nombre YESHUA HAMASHIAJ que es nombre sobre todo nombre, lo invocamos sobre nuestras vidas, sobre cada integrante de mi familia. TU NOMBRE ES INVOCADO SOBRE MI y ésto verá el mundo y me temerán. Gracias porque has escuchado nuestra suplica y traes grande liberación a nuestras vidas en el poderoso nombre de YESHUA, Amen y amen.

Bendito eres, Oh Adonay, Dios nuestro, Rey del Universo, que creaste el fruto de la vid para recordarnos de la sangre de YESHÚA que se derramó por nosotros. Amén

(Ahora se bebe el vino, que es la SANGRE DE  MASHIAJ / CRISTO)

Orar por Israel trae mucha bendición. 
Suplicamos al Dios bendito de Israel, al Dios de Abraham, Isaac y Jacob que Jerusalén sea preservada, guardada y librada de ser entregada a los Palestinos. Que todo plan de hacer división entre Jerusalén y el monte del templo sea abortado y cancelado y nunca prosperen las conspiraciones contra Israel.
Oye Israel, que El Señor tu Dios te oiga en el día del conflicto y nunca te entregue en manos ni en los deseos de tus enemigos. Que Adonay detenga y frustre los planes malvados contra Israel y su brazo poderoso se extienda a lo largo y a lo ancho de todo su bendito pueblo Israel para guardar muy celosamente el territorio que entregaste a nuestro padre en la Fé Abraham y que juraste sería de ellos para siempre. Sea Shalom del Todopoderoso sobre Jerusalén y sobre todo Israel para siempre.


COMENTARIOS FINALES
Amado hermano: el acto del Partimiento del Pan (comúnmente llamada SANTA CENA) es muy sencillo, pero es muy delicado. No lo tome livianamente. Sea muy conciente del peligro real que significa ser negligente en su actitud cuando va a hacer el Partimiento del Pan. 

 Este acto se puede realizar todos los días si lo desea. Puede hacerlo con su familia o con personas que quieran participar. Nosotros enseñamos y guiamos aquí una oración del pan y otra del vino. Usted puede orar según lo que guiamos aquí o según lo que le venga en su espíritu.
Hay libertad en todo esto, no hay reglas , ni restricciones, solo es hacerlo todo con  mucha reverencia y FÉ, con respeto, y creer que Dios obrará en su vida.

Solo necesita preparar una mesa con pan (puede ser cualquier pan que se compra del comercio, pero trate de que sea el mejor que pueda conseguir) y con vino (jugo puro de uva). Haga una mesa con estos elementos, poniendo un pedazo de pan para cada participante y una copita del jugo de uva para cada uno.

Comience la oración de bendición del pan, según lo que le hemos enseñado, luego coma el pan. Prosiga con la oración del vino, luego beba del vino. Por FÉ, recibimos su promesas, Dios es fiel a sus promesas y el va a bendecirnos en gran manera.



Miles de personas liberadas, miles sanadas, miles restauradas......
Si has recibido bendición a través de nuestro ministerio, extiende tu generosa 
mano hacia nosotros. Necesitamos de tu ayuda!


Puedes dar tu ofrenda o donación a través de WESTERN UNION a nombre de : 
Maria Cristina de Fatima Blanc Ramírez
Ciudad: Memphis ;  Estado: TN ;   País: USA. 

ó Directamente con Tarjeta de Débito, Crédito, o Tarjeta de Regalo (Gift Card) vía PAYPAL, arriba en la parte derecha superior.
 
Cristina Blanc-Ramirez. 
~ Sierva de Jesús el Yeshúa Hamashiaj~ 
El Regreso a las Raíces Hebreas de la Fé
Casa de Oración en Misión Avivamiento. 
mision-intercesion1usa@hotmail.com  
901-628-5642 Memphis. TN. USA    

Post a Comment

© Oraciones. Intercesion de Alto Nivel..