Tuesday, December 8, 2009

Oracion para destruir semillas de INIQUIDAD Y ENFERMEDAD

Comunidad de Guerreros Espirituales

QUÉ ES INIQUIDAD Y DÓNDE SE ENCUENTRA?
Iniquidad es lo contrario a la rectitud, a la integridad y a la justicia. Es pecado, por lo tanto es perverso, malo y torcido. Y se encuentra al comienzo de los tiempos, allá en el fondo del pasado familiar. Y como semilla va pasando de generación en generación y se vá retorciendo cada vez más. El hecho de desconocer a profundidad las Sagradas Escrituras nos hace vulnerables a quedar atrapados en problemas que nunca se van a resolver en nuestra vida. Muy poca gente sabe lo que 
es la INIQUIDAD. En líneas generales sabemos que se trata de pecado y rebelión, pero no hay una instrucción responsable y profunda en este tema y por eso muchos creyentes viven una vida de constante desierto, enfermedades, fracasos, sequedad espiritual, ruina.

El desconocimiento de este tema en realidad es porque la gente prácticamente ha desechado el Antiguo Testamento y sólo se ha avocado al Nuevo Testamento con pretexto de que el Antiguo Testamento ya no sirve. Hay un prejuicio muy extendido contra el Antiguo Testamento, y ésta falsa enseñanza se ha plagado en las iglesias tradicionales evangélicas cristianas. Si no conocemos el Antiguo Testamento, NO vamos a conocer fundamentos esenciales de nuestra fé, inclusive 
NO vamos a conocer aspectos fundamentales de la guerra espiritual.

Así que la INIQUIDAD, no se enseña en el Nuevo Testamento, porque se ASUME que la gente conoce y maneja bien este concepto del Antiguo Testamento. Se lo dá por sabido. Y entonces por qué CASI NADIE sabe lo que es iniquidad? PORQUE LA GENTE NO CONOCE EL ANTIGUO TESTAMENTO.  Dice el Señor: "Mi pueblo perece porque le faltó conocimiento."  Así que estudiemos sin prejuicios el Antiguo Testamento, para poder enriquecernos y así poder entender 
aún más el Nuevo Testamento.

El Señor en su Palabra hace una distinción tremenda entre lo que es pecado y lo que es iniquidad. Todo el mundo sabe (más o menos) lo que es pecado, pero no saben lo que es iniquidad ni como tratar con ella, y el desconocimiento de este tema hace que la persona permanezca atada a maldiciones y estancamientos indefinidamente.
La INIQUIDAD es la semilla de maldad que se deposita en el espíritu del hombre en el momento en que es concebido. Así como un niño trae rasgos físicos y emocionales de sus padres y/o abuelos, también trae en su espíritu una grabación interna, un ADN ESPIRITUAL donde están escritas todas las cosas torcidas y malignas que han hecho sus padres, abuelos y demás generaciones pasadas. Y si no se trata con esto, aquel niño o niña caerá en las mismas o peores situaciones que cayeron sus padres.

Salmos 51:5. La Biblia de las Américas (LBLA)
5 He aquí, yo nací en iniquidad, y en pecado me concibió mi madre.

La iniquidad afecta el comportamiento de las personas, afecta sus pensamientos y hasta las enfermedades físicas que vienen de generación en generación son consecuencias de la iniquidad.
Por causa de la iniquidad muchas personas que en un tiempo eran excelentes, luego cambian y se vuelven irreconocibles. Gente que hace cosas malas que uno nunca se hubiera esperado, es a causa 
de la iniquidad, es porque se activó la semilla de maldad que traían. Unos padres alcohólicos o viciosos, por ejemplo, tendrán hijos que traen un programa, una grabación en su ADN espiritual con la tendencia al vicio. Y al paso del tiempo, el deseo de beber o drogarse en sus hijos se hace crítico e insoportable. Otro ejemplo es el de las mujeres muy decentes que se vuelven promiscuas en su edad adulta, se descontrolan totalmente en su sexualidad a causa de la iniquidad y así hay muchísimos ejemplos más.
Para resumir, la iniquidad  provoca un cambio inexplicable (para mal) de conducta en una persona.  No tome el problema de la iniquidad a la ligera, pues sí usted no trabaja con esta condición, sus hijos van a pagar las consecuencias.

Jeremías 32:18 (Nueva Versión Internacional)
18 Muestras tu fiel amor a multitud de generaciones, pero también castigas a los hijos por la iniquidad de sus antepasados. ¡Oh Dios grande y fuerte, tu *nombre es el Señor Todopoderoso!

Esto quiere decir que Dios no te libra de las CONSECUENCIAS de los pecados de tus padres. Por ejemplo: si en una línea sanguínea hay gente que ha estado en prisión, es muy probable que los hijos también caigan en prisión, porque heredaron la delincuencia de sus padres.

Proverbios 5:22 (Reina-Valera 1995)
22 Apresarán al malvado sus propias iniquidades, retenido será con las ligaduras de su pecado.

Proverbios 22:8 (Reina-Valera 1995)
8 El que siembra iniquidad, iniquidad segará, y la vara de su insolencia será quebrada.

LA INIQUIDAD SE DEBE PARAR.
La iniquidad es heredar nuestros fracasos y maldiciones a nuestros hijos y tenemos que romper y parar con la secuencia para que nuestros hijos no repitan nuestra misma historia. Aquí la mala noticia es que si no la paramos, la cosa va empeorando y degenerando al paso de las generaciones familiares.
Y como semilla va pasando de generación en generación y se vá retorciendo cada vez más.
Una familia en caos, donde hay adulterio, violencia, corrupción, o mismo donde hubo divorcio, los hijos después tendrán matrimonios múltiples o caerán en perversiones, o en pornografía, o en promiscuidad, ruina o escasez financiera, o tendrán familias totalmente disfuncionales y no es porque los hijos paguen por el pecado de sus padres, sino que traen una tendencia en su ADN espiritual que los hará repetir los mismos errores de sus padres, si es que no se corta ésto a tiempo.
Los niños que ven a su papá con diferentes mujeres, en adulterio, en promiscuidad, muy probablemente, harán lo mismo en su vida adulta. Los niños que tienen padres golpeadores tienen una gran posibilidad de ser  golpeadores. Un lenguaje grosero, blasfemo, y de maldición también se hereda muy fácilmente a los hijos. Las niñas tenderán también a tener los pecados de su mamá. 
Hay familias completas obesas, y aunque la obesidad diríamos que no cuenta como algo condenable, mas el MAL HÁBITO en la alimentación se va plagando de generación en generación dando lugar a hijos con problemas de salud de todo tipo. Hasta la forma de alimentarnos heredamos de nuestros padres y tenemos que cambiar eso si notamos que hemos aprendido a alimentarnos con excesos.

Isaías 65:7 (Reina-Valera 1995)
7 Por vuestras iniquidades, dice el Señor, y por las iniquidades de vuestros padres juntamente, los cuales quemaron incienso sobre los montes y me afrentaron sobre los collados; por tanto, yo echaré en su propio seno la medida de sus acciones de antaño».

CÓMO NOS DESHACEMOS DE LA INIQUIDAD?
Para resolver el problema de la iniquidad debemos entrar en un proceso con Dios, pues no se resuelve diciendo:
"-Dios, perdóname por mis pecados-" esto es muy vago y muy general y Dios en su palabra nos enseña a ser muy específicos, a tratar con cuidado y tiempo los asuntos espirituales.

Explicar estos versículos.

Job 11:13-15Reina-Valera 1960 (RVR1960)
13 Si tú dispusieres tu corazón, Y extendieres a él tus manos; 14 Si alguna iniquidad hubiere en tu mano, y la echares de tí, Y no consintieres que more en tu casa la injusticia, 15 Entonces levantarás tu rostro limpio de mancha,Y serás fuerte, y nada temerás...

Ezequiel 18:14-17Reina-Valera 1960 (RVR1960)
14 Pero si éste engendrare hijo, el cual viere todos los pecados que su padre hizo, y viéndolos no hiciere según ellos; 15 no comiere sobre los montes, ni alzare sus ojos a los ídolos de la casa de Israel; la mujer de su prójimo no violare, 16 ni oprimiere a nadie, la prenda no retuviere, ni cometiere robos; al hambriento diere de su pan, y cubriere con vestido al desnudo; 17 apartare su mano del pobre, interés y usura no recibiere; guardare mis decretos y anduviere en mis ordenanzas; éste no morirá por la maldad de su padre; de cierto vivirá.

Quiere decir claramente que es decisión propia caer en los mismos errores de nuestros padres o apartarnos para no cometer los mismos pecados. Es claro que cada cual morirá por su propia maldad. El Señor nos hace responsables a cada uno de nuestras elecciones y nuestras decisiones. No podremos decir: YO SOY ASÍ POR CULPA DE MI PAPÁ o DE MI MAMÁ.
Aquí la buena noticia, es que uno mismo puede echar o ANULAR la iniquidad, uno mismo no debe consentir que more en nuestra casa la injusticia. UNO MISMO debe echar la iniquidad de su mano, cuando determina no caer los mismos errores en que cayeron sus padres. Esa es toda la clave.
Yeshúa HaMashiach hizo una obra completa y perfecta en la cruz para que vivamos una vida de muchísima calidad. Nos dió la Salvación y el poder de tener un nuevo propósito, cuando dijo que en Yeshúa todas las cosas son hechas nuevas.  Muchos se agarran de éste versículo para decir que las maldiciones o la iniquidad ya no están activas. Yeshúa conquistó la enfermedad, las maldiciones y muerte en la cruz para darnos de su salvación y su victoria a través de su Sangre derramada, pero depende de nosotros trabajar y desechar todas aquellas cosas que nos impiden grandemente la bendición de Dios.

CÓMO arrancar la INIQUIDAD de nuestras vidas?
-Restaure completamente su relación con el Señor y viva una vida justa.
-Deje la religión y busque una relación genuina con YESHÚA HaMashiach.
-Deje de practicar el pecado. TEMA A DIOS. Deje los vicios, el adulterio, las mentiras, la doble moral, la doble vida, las malas compañías, la pornografía, los pleitos, los asuntos carnales, el materialismo, la idolatría, la pérdida de tiempo, etc, etc. CADA PRÁCTICA PECAMINOSA
suya será pagada por sus hijos en el futuro, porque se les heredó la maldad.

-Usted debe determinar y resolver que NO VOLVERÁ A COMETER los mismos errores y pecados de sus padres. Confiese a Dios todos los pecados de sus antepasados para que se pueda limpiar su LÍNEA SANGUÍNEA.

Levítico 26:40-42 (Nueva Versión Internacional)
40 »Pero si confiesan su maldad y la maldad de sus padres, y su traición y constante rebeldía contra mí, 41 las cuales me han obligado a enviarlos al país de sus enemigos, y si su obstinado *corazón se humilla y reconoce su pecado,42 entonces me acordaré de mi pacto con Jacob, Isaac y Abraham, y también me acordaré de la tierra.

-Lea, escudriñe, rasque, investigue en serio la Palabra de Dios y entérese más de los pensamientos de Dios y los planes para el hombre. Lea el ANTIGUO TESTAMENTO sin prejuicios. ANTIGUO Y NUEVO TESTAMENTO SE DEBEN CONOCER A CABALIDAD. La ignorancia de la Palabra lo va a mantener con muchas ataduras. Ame la Palabra de Dios.

-CONGRÉGUESE. Cuando uno deja de congregarse se enfría y se seca nuestra vida espiritual. Dios diseñó la iglesia para que aprendamos a amarnos, a trabajar juntos y a tolerarnos. La IGLESIA es la voluntad, la predestinación de Dios para el hombre para su  perfeccionamiento, santificación, restauración, y hasta para construir la salvación que Cristo conquistó en la cruz. Busque una iglesia ORGÁNICA, sencilla, donde a usted le consta que los pastores no aman el dinero y no hay corrupción a nivel pastoral. Cuídese de no andar metido en pleitos ni problemas con los otros hermanos, para no saltar de iglesia en iglesia, pues esto no ayuda para nada.

OTROS VERSÍCULOS para escudriñar:

Números 14:18. La Biblia de las Américas (LBLA)
18 “El Señor es lento para la ira y abundante en misericordia, y perdona la iniquidad y la transgresión; mas de ninguna manera tendrá por inocente al culpable; sino que castigará la INIQUIDAD de los padres sobre los hijos hasta la tercera y la cuarta generación.”

Lamentaciones 5:7. La Biblia de las Américas (LBLA)
7 Nuestros padres pecaron, ya no existen, y nosotros cargamos con sus iniquidades.

Ezequiel 36:33. La Biblia de las Américas (LBLA)
33 “Así dice el Señor Dios: ‘En el día que yo os limpie de todas vuestras iniquidades, haré que las ciudades sean habitadas y las ruinas reedificadas.

Ezequiel 18:30.  La Biblia de las Américas (LBLA)
30 Por tanto, os juzgaré, a cada uno conforme a su conducta, oh casa de Israel —declara el Señor Dios—. Arrepentíos y apartaos de todas vuestras transgresiones, para que la iniquidad no os sea 
causa de RUINA.

-Cuando los padres tienen un pasado donde hubo mucho pecado, los hijos muchas veces tienden a reclamarles diciendo:  -QUE ME VAS A DECIR TÚ A MÍ, TÚ QUE  HAS HECHO TANTAS COSAS MALAS, qué me vas a venir a enseñar? Con qué autoridad moral vas a enseñarme??-
 Los hijos a veces son los jueces mas duros de los padres y es por eso que es correcto bíblicamente decirle a los hijos que los cuidamos para que ellos no cometan los mismos errores que nosotros cometimos. Eso es exactamente lo que enseña la palabra: NO REPETIR  ERRORES DE NUESTROS PADRES. Les vamos a decir que por eso los vamos a cuidar y a no permitir que 
caigan en nuestros mismos errores.

-En conclusión: si resolvemos el problema de la INIQUIDAD en nuestras vidas, también se resuelven el problema del pecado, la transgresión y la rebelión, que hemos estudiado en la prédica pasada. La iniquidad abarca todas estas esferas que afectan nuestra relación con Dios.

COMO ACTÚA LA INIQUIDAD ?
La semilla de iniquidad no reconoce tiempo para germinar, lo puede hacer en la niñez, juventud, adolescencia, o aún en la vejez, sólo que es mas llamativo, en la edad adulta, cuando uno ya debería haber adquirido madurez y sensatez, uno se vuelva insensato y necio y caiga tanto hasta tocar fondo. Todo ocurre porque había una semilla de iniquidad en sus vidas que no fué destruída, y esta semilla germinó. Diríamos que el mal se despertó.

Es posible destruir la semilla de iniquidad?
Sí, es posible, y para eso recurrimos a una oración de liberación donde confesamos a Dios los pecados de nuestros antepasados y los nuestros propios y pedimos que Dios renueve su bendición sobre nosotros y nuestra descendencia. También comprometernos ante Dios que no vamos a caer en los mismos pecados de nuestros padres. Levítico 26:40-42.
Tenemos tantos privilegios espirituales que no conocemos y por lo tanto quedan sin ser reclamados.  Sea el caso que sea, se debe destruir la semilla de iniquidad. Lo mejor es orar antes de que las cosas sucedan. Hay que  matar la semilla de iniquidad antes de que aflore, antes de que germine y tome fuerzas. Debemos tomar poder en el nombre de Yeshúa  y destruir, frustrar y deshacer todo plan de las tinieblas, todo diseño que está en los depósitos del infierno. DESTRUIR esa semilla que aún no germinó, para que muera y no nos afecte a nosotros, ni a nuestra descendencia.

LA SEMILLA DE ENFERMEDAD.
Es lo mismo que la semilla de iniquidad, y son las enfermedades que vienen en la línea sanguínea
por algún motivo específico, pero que aún NO se han declarado. Si en la familia hubo cáncer, diabetes, locura, males cardíacos, artritis, reumas, hipertensión, derrames, etc, etc.....es muy posible que todos traigan latente esa semilla de enfermedad que hay que destruir antes de que germine y comience a crecer. Mas vale prevenir que lamentar. Hágalo hoy, destruya ahora la semilla de iniquidad, para que nunca se reproduzca, ni avance en usted, ni en su descendencia.

PASOS PARA ARRANCAR Y DESTRUIR TODA SEMILLA DE INIQUIDAD.
Recomendación: estas son oraciones de autoliberación y son oraciones eficaces según la palabra 
de Dios en Santiago 5:16. Se debe tener en cuenta dos cosas fundamentales en las oraciones de auto-liberacion:

Nro 1. NO SE SALTE LOS PASOS.
Nro 2. PERSEVERE HASTA QUE SIENTA PAZ EN SU CORAZÓN. No se preocupe si en sus emociones no siente nada al principio, esto es normal, persevere porque hay que pelear la buena batalla de la FÉ.

ORACIÓN DE LIBERACIÓN.
Romper maldiciones de nuestros antepasados.

Job 11:13-19. Reina-Valera 1960 (RVR1960)
13 Si tú dispusieres tu corazón, Y extendieres a él tus manos;
14 Si alguna iniquidad hubiere en tu mano, y la echares de tí, Y no consintieres que more en tu 
casa la injusticia, 15 Entonces levantarás tu rostro limpio de mancha, Y serás fuerte, y nada temerás;16 Y olvidarás tu miseria, O te acordarás de ella como de aguas que pasaron. 17 La vida 
te será más clara que el mediodía; Aunque oscureciere, será como la mañana. 18 Tendrás confianza, porque hay esperanza; Mirarás alrededor, y dormirás seguro. 19 Te acostarás, y no habrá quien te espante; Y muchos suplicarán tu favor.

Ezequiel 18:31-32  La Biblia de las Américas (LBLA)
31 Arrojad de vosotros todas las transgresiones que habéis cometido, y haceos un corazón nuevo
 y un espíritu nuevo. ¿Por qué habéis de morir, casa de Israel? 32 Pues yo no me complazco en la muerte de nadie —declara el Señor Dios—. Arrepentíos y vivid.

Salmos 107:13-15 (Nueva Versión Internacional)
13 En su angustia clamaron al Señor, y él los salvó de su aflicción. 14 Los sacó de las sombras tenebrosas y rompió en pedazos sus cadenas. 15 ¡Que den gracias al Señor por su gran amor, por sus maravillas en favor de los hombres!

Salmos 116:16-17 (Nueva Versión Internacional)
16 Yo, Señor, soy tu siervo; soy siervo tuyo, tu hijo fiel; ¡tú has roto mis cadenas! 17 Te ofreceré un sacrificio de gratitud e invocaré, Señor, tu nombre.

Isaías 42:12-13 (Nueva Versión Internacional)
12 Den gloria al Señor y proclamen su alabanza en las costas lejanas.
13 El Señor marchará como guerrero; como hombre de guerra despertará su celo. Con gritos y alaridos se lanzará al combate, y *triunfará sobre sus enemigos.

Éxodo 15:1-4. La Biblia de las Américas (LBLA)
Cántico triunfal de Moisés
15 Entonces Moisés y los hijos de Israel cantaron este cántico al Señor, y dijeron: Canto al Señor porque ha triunfado gloriosamente; al caballo y a su jinete ha arrojado al mar 2 Mi fortaleza y mi canción es el Señor, y ha sido para mí salvación; éste es mi Dios, y le glorificaré, el Dios de mi padre, y le ensalzaré.3 El Señor es fuerte guerrero; el Señor es su nombre. 4 Los carros de Faraón y su ejército arrojó al mar, y los mejores de sus oficiales se ahogaron en el Mar Rojo.

Éxodo 15:6-7 La Biblia de las Américas (LBLA)
6 Tu diestra, oh Señor, es majestuosa en poder; tu diestra, oh Señor, destroza al enemigo. 7 En la grandeza de tu excelencia derribas a los que se levantan contra ti; envías tu furor, y los consumes como paja.

Apocalipsis 15:3-4 La Biblia de las Américas (LBLA)
3 Y cantaban* el cántico de Moisés, siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo: ¡Grandes y maravillosas son tus obras, oh Señor Dios, Todopoderoso! ¡Justos y verdaderos son tus caminos, oh Rey de las naciones! 4 ¡Oh Señor! ¿Quién no temerá y glorificará tu nombre? Pues sólo tú eres santo; porque todas las naciones vendrán y adorarán en tu presencia, pues tus justos juicios han sido revelados.

CONFESIÓN DE FÉ.
** Hemos redefinido los nombres de Dios para usar los NOMBRES HEBREOS ORIGINALES
 y VERDADEROS  y no las traducciones, porque es muy necesario que pronunciemos los 
verdaderos nombres originales de DIOS cuando hacemos oraciones de Guerra Espiritual.
Así ya NO diremos JEHOVÁ, ahora diremos YAHWÉH.
Diremos YESHÚA HAMASHIAJ en vez de JESÚS, o JESUCRISTO. Diremos ABBA KADOSH 
para decir PAPITO SANTO. Diremos ADON que significa Señor, diremos ELOHIM que significa CREADOR, TODOPODEROSO. En fin hay muchos nombres más que iremos aprendiendo con el transcurso del tiempo. Lo importante es que oremos con eficacia, pues sólo esa oración el Señor responde.  No va a ser muy fácil acostumbrarnos a usar los verdaderos nombres de nuestro Dios, pero haremos un gran esfuerzo, esto será de gran bendición para todos nosotros.

ORACI
ÓN
2 YAHWÉH es nuestra roca, nuestro baluarte y nuestro libertador, nuestro Dios, nuestro  Altísimo y sublime Señor, nuestra roca en quien nos refugiamos; nuestro escudo y el cuerno de nuestra salvación, nuestra altura inexpugnable. (Salmos 18:2) 35 Tú nos has dado también el escudo de tu salvación; tu diestra nos sostiene, y tu benevolencia  nos engrandece.(Salmos 18:35).
Te reconocemos como nuestro único y verdadero Señor, ABBA KADOSH y venímos ante tu trono de gracia a presentar nuestra vida, todo nuestro pasado, nuestro presente y nuestro futuro.  Nuestros antepasados y nosotros hemos sido perversos, desobedientes y rebeldes, por eso suplicamos que nos perdones toda nuestra maldad. Ahora te pedimos que nos guíes en tu verdad y enséñanos, porque tú eres el ELOHIM de nuestra salvación; en tí esperamos todo el día.(Sal 25:5)

8 Mas, ¿qué dice? Cerca de tí esta la palabra, en tu boca y en tu corazón, es decir, la palabra de FÉ que predicamos: 9 que si confiesas con tu boca a YESHÚA HAMASHIAJ por Señor, y crees en tu corazón que Dios le resucitó de entre los muertos, serás salvo; 10 porque con el corazón se cree para justicia, y con la boca se confiesa para salvación. (Romanos 10:8-10)
Confesamos a YESHÚA HAMASHIAJ por Señor de nuestro corazón y de nuestras vidas, y creemos que el PADRE le resucitó de entre los muertos, por lo tanto ahora somos su pueblo y ovejas de su prado. Nos rendimos completamente a ÉL.
23 YESHÚA HAMASHIAJ (Jesucristo) respondió, y le dijo: Si alguno me ama, guardará mi palabra; y mi Padre lo amará, y vendremos a él, y haremos con él morada. (Juan 14:23)

ETERNO DIOS: nosotros te amamos con todo nuestro corazón y con toda nuestra alma. Ayúdanos a guardar tu Palabra. Ven Padre Eterno, ven YESHÚA a nosotros y hagan morada en nosotros. Gracias por la Salvación. Bendito seas DIOS PADRE, DIOS HIJO y RÚA HACODESH  (Espíritu Santo) desde el siglo y hasta el siglo. Amén.

Tomar toda la armadura de Dios (Efesios 6:10-18)
  Nos fortalecemos con el gran poder de YESHÚA HAMASHIAJ. Nos ponemos toda la armadura de Dios y hacemos frente a todas las artimañas del diablo, y cuando llegue el día malo, permaneceremos firmes resistiendo hasta que acabe la batalla. Nos ceñimos con el cinturón de la verdad, y nos protegemos con la coraza de justicia, y calzamos nuestros pies con el ánimo de proclamar el Evangelio de la Paz. Ahora tomamos el escudo de la FÉ con que vamos a apagar todos los dardos de fuego del maligno. Tomamos el casco de salvación y la espada del Espíritu que es la Palabra de Dios. Como guerreros oramos todos los días y nos mantenemos alertas y perseverantes en oración de los unos por los otros.
  La Batalla.
Padre celestial, Rey del Universo, que eres misericordioso y escuchas la oración de tus hijos que creen en Tí, en Tu poder y en Tu Gloria. Te ruego pongas atención a esta súplica que tu siervo te pide con humildad por medio de Tu hijo Jesús. Padre Altísimo Omnipotente clamamos por medio del sacrificio de Tu hijo amado Jesús que deshagas y arranques el yugo hereditario de la pobreza espiritual y material  que llevamos y que no permite que podamos disfrutar de esa vida abundante que fue la promesa de Cristo Jesús.

Padre tú eres el JIREH, Tú eres El proveedor. Ábrenos la ventana de los cielos, y derrama sobre nosotros Tu bendición hasta que sobreabunde. Reprende también al devorador, para que no destruya el fruto de la tierra, ni de la vid, ni del campo, ni de nuestro trabajo, o por nuestro esfuerzo, ni que destruya cualquier recurso necesario para lo que hemos sido llamados a hacer, o para cumplir la voluntad tuya sin impedimentos físicos ni espirituales.
No nos arruine! No nos detenga! No nos paralize más!

Padre te pedimos que envíes a tus ángeles guerreros para librar esta batalla a favor nuestro y obren muy eficazmente contra todo obstáculo, traba dificultades, bloqueos, impedimentos de cualquier índole que nos impide recibir todas las bendiciones de abundancia y prosperidad material y espiritual. Padre confieso que yo y mis antepasados hemos pecado contra tí desde los días de nuestros padres pues nos apartamos de tus leyes, y no la guardamos. Y hemos dejado de lado al único Dios grande y verdadero. Todos sin excepción hemos sido malos, rebeldes, desobedientes e incrédulos. Te pido perdón en nombre mío y de mis ancestros por poner el dinero o  los bienes en el lugar de Dios, por confiar en ellos y por cualquier apego desordenado al dinero y a los bienes materiales.

Te pido perdón en nombre mío y de mis ancestros por todas las promesas hechas a Tí que no fueron cumplidas. Te pido perdón en nombre mío y de mis ancestros por usar inadecuadamente los recursos que nos brindaste y por deudas contraídas que no fueron pagadas. Te pido perdón en nombre mío y de mis ancestros por no ser generosos, por envidiar, robar, codiciar bienes ajenos y por la usura; también por no haber ayudado al pobre, al huérfano, a la viuda. Te pido perdón en nombre mío y de mis ancestros por haber afirmado, testificado, depuesto o certificado, declarado o jurado en falso o por haber declarado categóricamente sobre un hecho cuya certeza no nos constaba y  por haber quebrantado una FÉ jurada. 

Padre Santo perdónanos todo nuestro perjurio. 
Te pido perdón  en nombre mío y de mis ancestros por haber ofrendado a dioses falsos o a sus servidores, o por cualquier participación directa o indirecta en actividades ocultistas.Te pido perdón en nombre mío y de mis ancestros por la pereza, desgano, descuido, desprolijidad, pasividad, desidia e irresponsabilidad.
Resisto ahora a todos ellos y los echo fuera de mi vida y nunca más tendrán poder sobre mí.
Te pido perdón en nombre mío y de mis ancestros por toda la iniquidad y las rebeliones conocidas
 y las que se mantuvieron ocultas que ocasionaron miseria, pobreza y escasez espiritual y financiera en nuestra línea ancestral.

Te pido perdón en nombre mío y de mis ancestros por todo SECRETO DE FAMILIA mantenido hasta hoy oculto, que sigue devengando maldiciones sobre mí y mi línea sanguínea.

Te pido perdón en nombre mío y de mis ancestros por todo pecado de inmundicia e inmoralidad sexual, perversiones, abusos sexuales, divorcios, adulterios, fornicaciones, abortos, homosexualidad, mamas solteras, papás solteros, incestos, pornografía, masturbación, promiscuidad, prostitución, uniones libres que se han practicado a lo largo de mis generaciones y aún en mi generación.

Te pido perdón en nombre mío y de mis ancestros por todo pecado de suicidio, asesinato, pleitos, odios, divisiones, traiciones, escándalos, violencia, falta de perdón, irrespeto, ofensas y deshonras
 a papá y/o mamá que hayan sucedido en mi línea sanguínea y aun en mi generación.
Te pido perdón en nombre mío y de mis ancestros por todo VICIO que se ha practicado a lo largo de mis generaciones y aun en mi generación.

Te pido perdón en nombre mío y de mis ancestros por todo pecado de
MAL CARÁCTER, IRA, EGOISMO, SOBERBIA, DESAMOR, IRRESPETO Y FALTA SE TEMOR A DIOS, que se ha practicado a lo largo de mis generaciones y aún en mi generación.
Te pido perdón en nombre mío y de mis ancestros por todo pecado de odio a los judíos que haya habido en mi línea sanguínea y aún en mi generación. Te pido perdón por poner primero el dinero o los bienes en vez de buscar primeramente el reino de Dios y su justicia.

Y ahora, en unión con Cristo Jesús mi Señor, ejerzo autoridad y quebranto, deshago y destruyo 
todas las maldiciones que nos han alcanzado debido a todos estos pecados y declaro que nunca 
mas tendrán poder, derecho, ni influencia en mi vida, ni en la vida de mi familia, ni en la vida de mis futuras generaciones. Ahora sujeto e inactivo y echo fuera a todos los demonios que ministran estas maldiciones, en el poderoso nombre de Jesús.

Yo, en nombre mío y de mi familia perdono a cualquier persona que también  ocasionó dolor y heridas en mi línea sanguínea, en nuestra familia trayendo escasez y pobreza. Perdono en nombre mío y de mis antepasados a todas las personas que nos robaron, nos llevaron a la ruina, nos engañaron, o nos tendieron una trampa. Los perdono y los bendigo. También Padre Santo suplico y clamo a ti que puedan perdonarme todos aquéllos a los que he hecho algún daño, todos aquéllos que se sintieron traicionados, engañados o estafados por mí, todos aquéllos a los que les he producido dolor. Pon en cada uno de ellos paz y un espíritu perdonador para conmigo y ayúdame a reconciliarme de alguna manera con ellos y a olvidar toda amargura, odio, enemistad del pasado.
Confío plenamente en ti y se que lo harás.

Padre mío, mi Dios, mi Señor!! fuerte, misericordioso y piadoso; tardo para la ira, y grande en misericordia y verdad; gracias por guardar tu misericordia sobre nuestra generación y perdona toda nuestra INIQUIDAD, PECADO Y REBELIONES PASADOS  en este día, (Exodo 34: 6b-7a) perdónanos Señor, y destruye esa iniquidad, borra nuestras rebeliones, y perdona nuestros pecados, los confesados y aún los ocultos y no confesados por desconocimiento.

Padre Altísimo: ahora que hemos confesados nuestras iniquidades, quebrantamos, destruimos y deshacemos toda maldición que haya venido a causa de estos pecados y nos declaramos hoy libres 
de todo lazo, yugo, cadena con que Satanás nos ha mantenido.

( haga usted su lista PERSONAL de los pecados que se han venido
sucediendo en su linea sanguínea para confesarlos en este momento)

Padre Eterno: ahora purga de mi espiritu, de mi alma y de mi cuerpo toda esta iniquidad. Toda maldición  e iniquidad que se encuentra alojada en mi interior, que entró como agua en las entrañas, como aceite en los huesos, busque su salida ahora mismo.
INIQUIDAD! sal de mis huesos, de mis entrañas, en el nombre de Jesús.
 La maldición ya no nos cubre como vestido, ahora nos vestimos con vestiduras reales, como hijos del Altísimo.
Toda tela-araña que nos mantenía cautivos, enredados, se rompió, quedó destruida y somos libres. Todo huevo de áspid que se estaba incubando en nuestro interior ahora se destruyó y es consumido desaparece para siempre. (Isaías 59:4 ; Salmo 109: 18)

Destruir toda semilla de enfermedad.
También declaro que toda semilla de enfermedad que esté latente en mi línea sanguínea ahora se 
seca y muere. Queda destruida ahora. Ya no me alcanzará ninguna enfermedad de herencia genética, soy libre ahora. Tampoco alcanzará a mis hijos ninguna enfermedad de herencia genética, por el poder y en el nombre de Mi Señor Jesús.

Toda semilla de iniquidad, de enfermedad, ahora se seca y muere, ahora queda inactiva, destruida para siempre. Nunca avanzará, nunca crecerá, nunca dará frutos, lo declaro ahora en el poderoso nombre de Jesús. Destruyo ahora toda plan y diseño del infierno para mantenernos cautivos con enfermedades. Se frustran ahora.

Quedaron secas y destruídas semillas de cáncer, diabetes, hipertensión, problemas de huesos, problemas cardíacos, derrames, tumores, quistes, infertilidad, anomalías, malformaciones, debilidades, asma, alergias, deficiencias, depresión, ataques cardíacos, ataques cerebrales, asma, Parkinson, Alzheimer, artritis, apoplejía, senilidad, demencia, vicios........ ( nombre la enfermedad 
que ha venido en su línea sanguínea)

Soy libre, porque Jesús vino a deshacer toda obra del diablo en mi vida y porque por FÉ, tengo el poder y la autoridad contra todo mal. Gracias Padre porque tú eres el Vencedor y el que libera, en el poderoso nombre de Cristo, mi Señor.  

Nota : Haga esta oracion por un tiempo. Literalmente cuando la iniquidad sale,  hay alguna perdida de fluidos corporales como vómitos, diarreas, orina, etc, tambien un poco de fatiga. Esto es realmente bueno y significa que hubo liberación.



EL GRAN obstáculo a las Oraciones.

Antes de comenzar con cualquier tipo de oración en Guerra Espiritual, es SUMAMENTE IMPORTANTE, que TODOS en la familia hagan un compromiso de no hablar quejas, insultos, críticas, griterías, reclamos, derrota, amargura, sino que CAMBIE el lenguaje familiar de maldición a BENDICIÓN. Los pleitos, las griterías, las contiendas, los desacuerdos y la intolerancia deben desaparecer PARA SIEMPRE del hogar de lo contrario todo será un gran fracaso. De ahora en adelante cambiará el lenguaje a lenguaje de BENDICIÓN y se declarará la victoria de Dios en el lenguaje cotidiano. Si el ambiente de pleito y contienda, y amargura continúan en el hogar, DE NADA SERVIRÁN LAS ORACIONES. Tener un lenguaje negativo, pesimista o de maldición DESACTIVA las oraciones de poder. Los cristianos que oran a Dios por una situación y declaran victoria y luego mas tarde expresan negativismo, amargura, pesimismo, derrota, maldición, en su lenguaje cotidiano, NUNCA, verán contestadas sus oraciones, por esto es que hay muchos cristianos que por años oran por una situación que nunca se resuelve.

 El lenguaje que utilizamos para orar debe estar en CONCORDANCIA con nuestro lenguaje cotidiano.


 CON QUÉ OTROS MATERIALES  CUENTA ESTE MINISTERIO?
Tenemos  también materiales especiales, que son UNICOS, pues no nos apoyamos en ninguna información, ni trabajo de nadie, y de hecho, en ninguna otra parte podrá obtener algo similar.  Trabajamos mucho para construirlos y por eso, con toda justicia, pedimos ofrendas a los que lo solicitan. Todo esto con el el solo fin de poder sostener nuestro ministerio.
 
Oracin por HIJOS en CRISIS. Decretos de Liberacin. 
Bendiciones profticas
Oraci
n por mi DESCENDENCIA.







MANUAL de Guerra Espiritual para ministrar liberación de la ESQUIZOFRENIA.


 PARA IGLESIAS, MINISTERIOS Y GRUPOS DE INTERCESIÓN. TALLERES PARA FORMACIÓN DE INTERCESORES DE ALTO NIVEL. Costo $100 (cien dólares americanos dentro de los Estados Unidos y la Unión Europea) Fuera de los Estados Unidos, para países Latinoamericanos son $80 (ochenta dólares americanos)
Formato PDF.  Envío Vía Mail



Para ver mas ir a: Materiales de Ministración


Cristina Blanc-Ramirez.
~ Sierva de Jesus el Yeshua Hamashiach~
Casa de Oracion en Mision Avivamiento.
mision-intercesion1usa@hotmail.com
901-628-5642  Memphis. TN. USA.

1 comment: