Saturday, September 5, 2009

Oracion por un trabajo / finanzas

Comunidad de Guerreros Espirituales


Oración para liberar las finanzas.
Recomendación: estas son oraciones de auto-liberación, son oraciones eficaces según la palabra
de Dios en Santiago 5:16. Para hacerlas se debe considerar dos aspectos fundamentales a seguir:

Nro. 1. NO SE SALTE LOS PASOS.
Nro. 2. PERSEVERE HASTA QUE SIENTA PAZ EN SU CORAZÓN.
No se preocupe si en sus emociones no siente nada al principio, esto es normal, persevere porque
hay que pelear la buena batalla de la fe.

Salmos 68:6 (Reina-Valera 1995)
6 Dios hace habitar en familia a los desamparados; saca a los cautivos a prosperidad; más los rebeldes habitan en tierra árida.

 Salmos 113 (Nueva Versión Internacional)
1 *¡Aleluya! ¡Alabado sea el Señor! Alaben, siervos del Señor, alaben el *nombre del Señor. 
2 Bendito sea el nombre del Señor, desde ahora y para siempre. 3 Desde la salida del sol hasta su ocaso, sea alabado el nombre del Señor. 4 El Señor domina sobre todas las naciones; su gloria está sobre los cielos. 5 ¿Quién como el Señor nuestro Dios, que tiene su trono en las alturas 6 y se digna contemplar los cielos y la tierra? 7 Él levanta del polvo al pobre y saca del muladar al necesitado; 8 los hace sentarse con príncipes, con los príncipes de su pueblo. 9 A la mujer estéril le da un hogar y le concede la dicha de ser madre. *¡Aleluya! ¡Alabado sea el Señor!

 1 Timoteo 6:17 (Nueva Versión Internacional)
17 A los ricos de este mundo, mándales que no sean arrogantes ni pongan su esperanza en las riquezas, que son tan inseguras, sino en Dios, que nos provee de todo en abundancia para que lo disfrutemos.

  1 Crónicas 22:13 (Reina-Valera 1995)
13 Entonces serás prosperado, si cuidas de poner por obra los estatutos y decretos que el Señor mandó a Moisés para Israel. Esfuérzate, pues, y cobra ánimo; no temas, ni desmayes.

Job 8:5-6 (Nueva Versión Internacional)
5 Pero si tú vuelves la mirada a Dios, si le pides perdón al Todopoderoso, 6 y si eres puro y recto, él saldrá en tu defensa y te devolverá el lugar que te corresponde.

   Salmos 118:25 (Reina-Valera 1995)
25 Padre nuestro, sálvanos ahora, te ruego; te ruego, Señor, que nos hagas prosperar ahora.

Salmos 18:35-36 (Nueva Versión Internacional)
35 Tú me cubres con el escudo de tu *salvación, y con tu diestra  me sostienes; tu bondad me ha hecho prosperar. 36 Me has despejado el camino, así que mis tobillos no flaquean.

Salmos 37:18-19 (Nueva Versión Internacional) 
18 El Señor protege la vida de los íntegros, y su herencia perdura por siempre. 19 En tiempos difíciles serán prosperados; en épocas de hambre tendrán abundancia.

Job 5:20-21
20 Cuando haya hambre, nos salvará de la muerte; cuando haya guerra, nos librará de la espada. 
21 Estaremos a salvo del latigazo de la lengua, y no temeremos cuando venga la destrucción.

Salmos 90:15-17 (Reina-Valera Antigua)
15 Alégranos conforme a los días que nos afligiste, Y los años que vimos mal. 16 Aparezca en 
tus siervos tu obra, Y tu gloria sobre sus hijos. 17 Y sea la luz de nuestro Dios sobre nosotros:
 Y ordena en nosotros la obra de nuestras manos, La obra de nuestras manos confirma.

          Filipenses 4:19 (Nueva Versión Internacional)
19 Así que nuestro Dios nos proveerá de todo lo que necesitemos, conforme a las gloriosas
 riquezas que tiene en Cristo Jesús.

   Eclesiastés 2:26 (La Biblia de las Américas)
26 Porque a la persona que le agrada, Él le ha dado sabiduría, conocimiento y gozo; más al pecador
 le ha dado la tarea de recoger y amontonar para darlo al que agrada a Dios. Esto también es vanidad y correr tras el viento.

           Proverbios 13:22 (La Biblia de las Américas)
22 El hombre bueno deja herencia a los hijos de sus hijos, pero la riqueza del pecador está
 reservada para el justo.

   3 Juan 1:2 (Reina-Valera 1960)
2 Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como 
prospera tu alma.

 Salmos 37:25 (La Biblia de las Américas)
25 Yo fui joven, y ya soy viejo, y no he visto al justo desamparado, ni a su descendencia 
mendigando pan.

Confesión de FÉ.
Señor Jesús yo creo firmemente que tú eres el Hijo de Dios. Tú eres el Cristo, el Mesías que vino
 a deshacer toda obra del diablo, toda obra de maldad. Diste tu vida en la cruz por mis pecados y resucitaste de entre los muertos. Te confieso que he andado por malos caminos, he sido rebelde, he sido desobediente, he tenido malos pensamientos y malas intenciones y he hablado cosas perversas. Me arrepiento de todo lo malo que he hecho, pido perdón y me vuelvo a tí Santo de Israel. Lávame, limpia mi conciencia con tu Sangre. Creo que tu Sangre me limpia ahora de toda maldad, de todo pecado. Saca, destruye, arranca de mí todo lo que impida que TÚ bendigas y gobiernes mi vida. Quiero ser guiado, dominado solo por Tí Padre Santo Altísimo. Te pido que te quedes conmigo, en mi corazón y seas dueño y Señor de mi vida. Recibo ahora a Cristo Jesús en mí corazón, lo invoco, lo llamo para que venga y haga morada en mí.  Señor Jesús: Te confieso como mi único y verdadero Dios. Apártame para servirte, amarte, obedecerte. Dedico y consagro a Tí mi vida. Gracias por redimirme, por limpiarme, por justificarme y santificarme, muchas gracias. TE AMO PADRE SANTO. Amén.

Tomar toda la armadura de Dios (Efesios 6:10-18)
Me fortalezco con el gran poder del Señor Jesucristo. Me pongo toda la armadura de Dios y hago frente a todas las artimañas del diablo, y cuando llegue el día malo, permaneceré firme resistiendo hasta que acabe la batalla. Me ciño con el cinturón de la verdad, y me protejo con la coraza de justicia, y calzo mis pies con el ánimo de proclamar el Evangelio de la Paz. Ahora tomo el escudo de la FÉ con que voy a apagar todos los dardos de fuego del maligno. Tomo el casco de salvación y la espada del Espíritu que es la Palabra de Dios. Como guerrero oro todos los días y me mantengo alerta y perseverante en oración de los unos por los otros.

LA BATALLA.
Te bendigo Padre del Cielo, porque tu prosperidad, tu abastecimiento y tu provisión llegan a mi hogar. Quiero primero que prosperes mi alma. Quiero ser prosperado en todo lo espiritual.
Gracias porque ya lo estoy recibiendo de ti.
Declaro que no estoy atado por el sistema económico de este mundo, sino que estoy bajo la cobertura de la economía de Dios.  El sistema del mundo no me impondrá ni definirá mi situación financiera. Tengo más ingresos que egresos,  y todo espíritu de ruina, y escasez es quitado de mis asuntos financieros para siempre. Mis enemigos no me devorarán. ¡Seré un hueso en la garganta de mis enemigos!
Tú sanas mis finanzas y también me das muy buen juicio, razonamiento, y sabiduría para administrar muy correctamente mi dinero. Declaro que nunca más el desempleo, la desocupación entraran en mi casa. En mi casa todos trabajamos y somos prosperados. En mi casa todos somos muy útiles, así lo declaro, así lo profetizo.
Tendremos buenos salarios y pagos a tiempo. No nos alcanzan despidos de trabajos, ni reducción
de personal. No nos alcanza recesión, ni crisis económicas. Ningún extraño saqueará nuestro trabajo. Ningún acreedor se apoderará de nuestros bienes.
No andaremos vagabundos, ni errantes, ni mendigando, ni terminaremos en refugios, ni en albergues, ni como damnificados porque El Santo de Israel no nos desamparará. Nuestra completa confianza esta en ti, Abba Padre, tú eres nuestro pronto auxilio en toda tribulación.

 El espíritu de César no regirá sobre mi cabeza. Pagar los impuestos será para mí una bendición y no una maldición. No deberé nada a nadie, sino el amarlo. Soy alguien que presta no que toma prestado. El espíritu de interés no pone lazo sobre mí. He escapado del interes y de los  sobrecargos. ¡Estaré libre de deudas! Mi hipoteca será totalmente pagada. Profetizo a las escrituras y títulos de propiedad en mis manos. Mi calificación crediticia será superior, y mis negocios económicos prosperarán. Mi prosperidad estará rodeada de amor, y mis vecinos querrán lo que tengo. Impíos estarán celosos de mi prosperidad, porque la piedad acompañará mi contentamiento. No mendigaré, no pediré prestado y no codiciaré. ¡Decreto que soy salvado, santificado y satisfecho en el nombre de Jesús!
Mi campo es bendito, mi casa es bendita y la bendición de mi herencia se extiende por mi línea sanguínea como un río. De mi vientre correrán ríos de agua viva. Los hijos de mis hijos beberán siempre de esta agua, porque los pozos de mi bendición corren profundos y son eternos.  Mis hijos heredarán del fruto de mi trabajo.  Mi descendencia, será poderosa en la tierra. El espíritu de Acán es quitado de mi casa. La indolencia, la negligencia y la pereza son arrancadas y cortadas de mis generaciones. La mayordomía divina es mi porción. Porque he elegido obedecer los mandamientos del Señor y permanezco a su lado, la tierra no se abrirá para devorarme. Caerán mil a mi izquierda y diez mil a mi derecha, pero a mí no llegará y ninguna plaga tocará mi morada. Nunca codiciaré el oro o la plata de otro hombre. Los malos deseos no serán mi porción, porque he puesto mis afectos en las cosas del reino y lo he buscado primero a Él.  Establezco la  bendición de Sadoc sobre mí mismo y
pronuncio una bendición sacramental sobre mi hogar. Soy bendito en mi entrada y en mi salida.
 Toda obra de mis manos será prosperada.
¡Las bendiciones de las primicias me están alcanzando y haciéndose cargo de mí! No tendré que correr tras una bendición: ¡Yo soy bendito! ¡Y seré una bendición! Entraré al reposo de Dios, y mis enemigos se dispersarán.  En tiempos de calamidad mi enemigo suplicará mi favor. Nunca más el enemigo andará por mis puertas.  Cubro todos mis dinteles con la sangre de Jesús, y la salud y la protección acompañarán mi incremento financiero. Recibiré un gran aumento y disfrutaré su bendición. Ésta es mi herencia de parte de Dios. Estaré satisfecho ¡en el nombre de Jesús! Estoy tan lleno de las bendiciones de Dios que no puedo evitar compartirlas.  Las cuerdas del Espíritu me han caído en lugares deleitosos, y he obtenido mi porción.

Isaías 32:17-18 (Reina-Valera Antigua)
17Y el efecto de la justicia será paz; y la labor de justicia, reposo y seguridad Para siempre.
 18Y mi pueblo habitará en morada de paz, y en habitaciones Seguras, y en recreos de reposo.

Padre Eterno Altísimo: esta es una promesa para todo tu pueblo, para tus hijos, que somos nosotros. Por fe en este momento nos amparamos en esta promesa, en esta palabra profética y creemos que tú nos darás una casa propia, un lugar seguro de reposo, morada de paz y armonía, un nido sin espinas.
Gracias porque nos concedes la bendición de tener una casa propia, a nosotros y a nuestra descendencia. Es una hermosa herencia que viene de tu amor, tú favor y tu misericordia. Gracias porque desde ya tenemos una hermosa propiedad, una hermosa casa, en el nombre de Jesús, tú lo has hecho.
“La riqueza de los impíos pasa a nuestras manos”. (Proverbios 13:22)
Así mismo somos muy altamente productivos en nuestros trabajos, somos muy responsables y
pronto logramos ascensos. Somos muy apreciados en nuestros trabajos y todo lo que toca nuestra mano prospera.
Se van ahora de mi hogar: la escasez, la ruina, la pobreza, las deudas, la bancarrota, la enfermedad,
 la depresión, la incapacidad, el ocio, la pereza, los vicios. ¡Fuera ahora en el poderoso nombre de Jesús! Se va ahora de mi hogar todo plan del enemigo para dejarme sin dinero: accidentes, enfermedades, pérdidas, saqueos, fraudes, destrucción, plagas, desocupación.
Los desalojamos ahora en el poderoso nombre de Cristo y les prohibimos que se acerquen a nosotros. ¡Nunca nos alcanzan! Atamos y echamos fuera a todos estos demonios y los resistimos ahora, nunca más tendrán poder sobre mi hogar, ni mi familia.

Renuncio y resisto a Satanás, la serpiente antigua y a todas sus jerarquías.
Renuncio y resisto a Diana de los Efesios, renuncio y resisto a Sheva, a Astarot, renuncio
y resisto a Asmodeo, a Beelzebu, a Baal, renuncio y resisto a Moloc, a Quemos, a Quiun.
Renuncio y resisto a Mammon. Todos ahora se van de mi vida, de mi mente, de mi cuerpo.
 ¡Se van ahora con todas sus jerarquías de demonios! ¡Fuera ahora, en el nombre de Jesús!
¡Los resisto a todos ustedes ahora y confieso que ya no les daré lugar en mi vida! Los ato y
echo fuera de mi vida y se van ahora.!

Ven ahora Espíritu Santo de Dios y llena toda mi casa interior y no permitas habitar allí a
 ningún inmundo. Tómame y satúrame por completo, suplico que permanezcas en mí y que
desalojes toda escasez, deudas y pobreza de mi vida. Suplico que no permitas que yo te apague. Enséñame, ayúdame y sáname.

Padre: prospéranos para poder apoyar la obra de tu reino aquí en la tierra.  Somos bendecidos con toda bendición espiritual en Cristo Jesús. Gracias Señor porque muy pronto veremos nuestros problemas financieros solucionados. Bendito seas. Bendito tu nombre Santo. Gracias Padre Santo porque hoy comienzan a sanar mis finanzas definitivamente. Nuestro buen nombre y nuestro crédito se restablecen totalmente. Yo sé que eres propicio a mi Oración, pongo toda mi confianza en ti y te encomiendo mi Oración. Sé que tú lo harás. Te amo Padre Santo y bendigo todos los beneficios que das a mi alma. Amén y amén.

EL GRAN obstáculo a las Oraciones.
Antes de comenzar con cualquier tipo de oración en Guerra Espiritual, es SUMAMENTE IMPORTANTE, que TODOS en la familia hagan un compromiso de no hablar quejas, insultos, críticas, griterías, reclamos, derrota, amargura, sino que CAMBIE el lenguaje familiar de maldición a BENDICIÓN. Los pleitos, las griterías, las contiendas, los desacuerdos y la intolerancia deben desaparecer PARA SIEMPRE del hogar de lo contrario todo será un gran fracaso. De ahora en adelante cambiará el lenguaje a lenguaje de BENDICIÓN y se declarará la victoria de Dios en el lenguaje cotidiano. Si el ambiente de pleito y contienda, y amargura continúan en el hogar, DE NADA SERVIRÁN LAS ORACIONES. Tener un lenguaje negativo, pesimista o de maldición DESACTIVA las oraciones de poder. Los cristianos que oran a Dios por una situación y declaran victoria y luego mas tarde expresan negativismo, amargura, pesimismo, derrota, maldición, en su lenguaje cotidiano, NUNCA, verán contestadas sus oraciones, por esto es que hay muchos cristianos que por años oran por una situación que nunca se resuelve.
 El lenguaje que utilizamos para orar debe estar en CONCORDANCIA con nuestro lenguaje cotidiano.


Amado hermano/a en Cristo : para ver como trabaja nuestro ministerio a traves del mundo, 
puede ir a este link:  
COMO AYUDAMOS A LA GENTE.   
  ORACIONES DIRIGIDAS EN CDS.




 Por qué oraciones en Cds?

Salmos 107: 20
20 Envió su palabra, y los sanó, Y los libró de su ruina.


Creemos profundamente que SOLO LA PALABRA DE DIOS, puede hacer cambios en 
nosotros y en nuestras vidas. Cuando uno determina que va a ponerse de acuerdo con las 
Sagradas Escrituras, comienzan los cambios en nosotros y en nuestro alrededor.
Hacemos oraciones fuertes, usando solamente la ESPADA DEL ESPÍRITU, 
que es la Palabra de Dios, y como dice el Salmo la Palabra sana y nos libera de la ruina.

Los procesos de oraciones dirigidas en CDs son fuertes, contínuos y prolongados y 
dependiendo de la FÉ y la PERSEVERANCIA en las oraciones, hemos visto resultados sorprendentes.  Los cds tienen contenido de intercesión de ALTO NIVEL, aproximadamente 50 minutos de oración cada cd.

La única condición es la disciplina: todos los días, por lo menos una vez al día, elegir la hora 
de descanso, alejarse del teléfono y de toda distracción o interrupción, cerrar la puerta del
 cuarto, entregarse a la oración y a un tiempo de búsqueda de Dios con un corazón sincero. 
Dios hará el resto.

Por ahora contamos con los siguientes materiales:

~ GUERRA ESPIRITUAL ~ LIBERACIÓN ~

Cd Nro 1. Oraciones de Terapia. Sanidad Emocional
y Sanidad Espiritual. (costo: 10 dólares)

Cd Nro 2. Oracion para Restauración Matrimonial. (costo: 10 dólares)

Cd Nro 3. Oración por los hijos. Oración por restauración familiar.
 (costo: 10 dólares)

Cd Nro 4. Oración por Restauración Financiera. (costo: 10 dólares)

Cd Nro 5. Oración por Sanidad Física. (costo: 10 dólares)

Cd Nro 6. Oración por Crecimiento Espiritual. (costo: 10 dólares)

Cd Nro 7. Oración por un Avivamiento en mi Iglesia. (costo:10 dólares)

Cd Nro 8. Oración por mi país y por mi ciudad.
Guerra Espiritual en los Aires. (costo: 10 dólares)

Cd Nro 9. Oración para pedir la llenura del Espíritu Santo. (costo:10 dólares)

Cd Nro 10.  Oración para liberarse de una posesión. (costo: 10 dólares)


Cds Especiales.

~ SANIDAD ESPIRITUAL DE LA BIPOLARIDAD. ( costo:10 dólares)

~SANIDAD ESPIRITUAL DE LA ESQUIZOFRENIA. ( costo:10 dólares)

~SANIDAD ESPIRITUAL DE LA DEPRESION. ( costo: 10 dólares)


 Nuestro ministerio recibe ofrendas de 10 dolares por cada cd,  para poder seguir invirtiendo 
tiempo construyendo y actualizando esta pagina web que ha ministrado mucho a miles de
 personas en su restauracion espiritual y en ese sentido la ayuda brindada no tiene precio. 
Apreciamos mucho su generosidad.
Para pedir su CD de oracion, solo especifique que tipo de oracion necesita y contactenos:

mision-intercesion1usa@hotmail.com


Para ver más ir a:



Cristina Blanc-Ramirez.
~ Sierva de Jesus el Yeshua Hamashiach~
Casa de Oracion en Mision Avivamiento.
mision-intercesion1usa@hotmail.com
901-628-5642  Memphis. TN. USA.

4 comments:

  1. Muy hermosa oración. Les agradezco. Que el Señor los bendiga abundantemente.

    ReplyDelete
  2. Es una gran problemática para mi obtener estos CD porque no tenemos dolares solo bolivares! Dios les añada mayores bendiciones!!

    ReplyDelete
  3. Confio en Dios totalmente. Voy a juntar el dinero para pedir los cds. Gracias por todo. Y muchas gracias por estas lindas oraciones.

    ReplyDelete
  4. Muchas gracias por estas oraciones, nos reconfortan en estos días tan difíciles de encontrar trabajo, sobretodo a las personas que tenemos más de 50 años, Dios los Bendiga !!!!

    ReplyDelete