Sunday, September 6, 2009

Oracion para sanar de la obesidad.

Comunidad de Guerreros Espirituales


LA GULA, atañe a todas las edades y tiene como consecuencia la obesidad.  
El problema del exceso de peso rara vez aparece sin que haya síntomas. La gordura excesiva hace 
que el individuo interiormente sea como taciturno, algo deprimido, porque esto va en contra del estereotipo social  que refleja, aparenta y le hace ver, como un individuo jovial y sin preocupaciones.
Es importante seguir un régimen de tratamiento médico y sicológico para la obesidad, pero no
 se debe descuidar el aspecto espiritual, ya que Dios es, al final, el Creador y dador de vida, y el que nos puede sanar aunque la medicina diga que no hay remedio.
Recomendación: La oración, en éste caso de autoliberación, debe hacerse comprometido, con todo el corazón. Dios aprueba la Oración "eficaz" no lo olvides, pero  debe acompañarse con el corazón, para que Dios escuche tu Oración. Santiago 5:16. Para hacerlas se debe considerar dos aspectos fundamentales a seguir:
Nro. 1. NO TE SALTES LOS PASOS.
Nro. 2. PERSEVERA HASTA QUE SIENTAS PAZ EN TU CORAZÓN. No te preocupes si en tus emociones no sientes nada al principio, esto es normal, persevera porque hay que pelear la buena batalla de la FÉ.

Isaías 40:31 (Nueva Versión Internacional)
31 pero los que confían en el Señor renovarán sus fuerzas;  volarán como las águilas: 
correrán y no se fatigarán,  caminarán y no se cansarán.

Isaías 60:1-2 (adaptación)
1 » ¡Me levanto y resplandezco, que mi luz ha llegado! ¡La gloria del Señor brilla sobre mí! 
2 Miro, las tinieblas cubren la tierra, y una densa oscuridad se cierne sobre los pueblos. 
Pero la aurora del Señor brillará sobre mí; ¡sobre mí se manifestará su gloria!

Salmos 138:3 (Nueva Versión Internacional)
3 Cuando te llamé, me respondiste; me infundiste ánimo y renovaste mis *fuerzas.

Salmos 40:1-3 (Nueva Versión Internacional)
1 Puse en el Señor toda mi esperanza;  él se inclinó hacia mí y escuchó mi clamor. 2 Me sacó 
de la fosa de la muerte, del lodo y del pantano;  puso mis pies sobre una roca, y me plantó en 
terreno firme. 3 Puso en mis labios un cántico nuevo, un himno de alabanza a nuestro Dios. 
Al ver esto, muchos tuvieron miedo y pusieron su confianza en el Señor.

Lucas 11:36 (Nueva Versión Internacional)
36 Por tanto, si todo tu ser disfruta de la luz, sin que ninguna parte quede en la oscuridad, estarás completamente iluminado, como cuando una lámpara te alumbra con su luz.»

Romanos 12:1 (Nueva Versión Internacional)
1 Por lo tanto, hermanos, tomando en cuenta la misericordia de Dios, les ruego que cada uno de ustedes, en adoración espiritual, ofrezca su cuerpo como sacrificio vivo, *santo y agradable a Dios.

Filipenses 4:8 (adaptación)
8 Por lo demás, YO .......  (ponga su nombre) todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo 
justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay
virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto yo pienso y pensaré.

Por lo tanto ordeno a mi mente y a mi alma que ya no me traigan pensamientos de: Amargura, 
rabia, temor, ira, frustración, critica, complejos, deseos incontrolados de comer, depresión, derrota.

Por lo tanto ordeno a mi mente y a mi alma que ya no me traigan pensamientos de ansiedad, preocupación, pánico, tormento, desesperación, tortura.

Efesios 4:22-24 (adaptación)
22 En cuanto a la pasada manera de vivir, me despojo del viejo hombre, que está viciado 
conforme a los deseos engañosos, 23 y me renuevo en el espíritu de mi mente, 24 y me visto 
del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.

Romanos 12:2 ( adaptación)
2 No me amoldo al mundo actual, sino soy una persona transformada mediante la renovación de mi mente. Así podré comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.

Por FÉ MI MENTE, ahora es lavada con la Sangre de Yeshua, mi Salvador, y es sanada y limpia de todo engaño, seduccion, amargura, opresión y atadura satanica.

Salmos 16:7-8 (adaptación)
7 Bendeciré al Señor, que me aconseja; aún de noche me reprende mi conciencia. 8 Siempre tengo presente al Señor; con él a mi derecha,  nada me hará caer.

Hechos 24:16 (adaptación)
16 Y por esto procuro tener siempre una conciencia sin ofensa ante Dios y ante los hombres.

2 Corintios 4:2 (adaptación)
2 Más bien, he renunciado a todo lo vergonzoso que se hace a escondidas; no actúo con engaño ni tuerzo la palabra de Dios. Al contrario, mediante la clara exposición de la verdad, nos recomendamos a toda conciencia *humana en la presencia de Dios.

Hebreos 10:19-22 (adaptación)
19 Así que , mediante la sangre de Jesús, tengo plena libertad para entrar en el Lugar Santísimo,
20 por el camino nuevo y vivo que él me ha abierto a través de la cortina, es decir, a través de su cuerpo; 21 y tengo además un gran sacerdote al frente de la familia de Dios. 22 Ahora, pues me acerco a Dios con corazón sincero y con la plena seguridad que da la FÉ, interiormente purificada/o de una conciencia culpable y exteriormente lavada/o con agua pura.

Salmos 119:34 (Reina-Valera 1960)
34 Dame entendimiento, y guardaré tu ley. Y la cumpliré de todo corazón.

Proverbios 14:29 (Nueva Versión Internacional)
29 El que es paciente muestra gran discernimiento; el que es agresivo muestra mucha insensatez.

Gálatas 5:24-25 (adaptación)
24 Pero YO SOY de Cristo y he crucificado mi carne con sus pasiones  y deseos. 25 Si vivo por el Espíritu, ando también por el Espíritu y no dejo que el deseo de comer me domine. (repetir 7 veces)

Colosenses 3:8 (adaptación)
8 Pero ahora yo dejo, suelto, renuncio y echo fuera de mi mente y mi corazón todas estas cosas: ira, enojo, falta de dominio propio, malicia, blasfemia, palabras deshonestas, maldiciones, pleitos y griterías.

Pero ahora yo dejo, suelto, resisto y renuncio con mi todo mi ser a la amargura, rabia, temor, ira, frustración, crítica, complejos, deseos incontrolados de comer, depresión, derrota.
Pero ahora yo dejo, suelto, resisto y renuncio con mi todo mi ser a pensamientos de ansiedad, preocupación, pánico, tormento, desesperación, tortura.

2 Corintios 10:3-6 (adaptación)
3 Pues aunque ando en la carne, no milito según la carne; 4 porque las armas de mi milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas.

Confesión de FÉ.
Señor Jesús yo creo firmemente que tú eres el Hijo de Dios. Tú eres el Cristo, el Mesías que vino a deshacer toda obra del diablo, toda obra de maldad. Diste tu vida en la cruz por mis pecados y resucitaste de entre los muertos.
Te confieso que he andado por malos caminos, he sido rebelde, he sido desobediente, he tenido malos pensamientos y malas intenciones y he hablado cosas perversas. Me arrepiento de todo lo malo que he hecho, pido perdón y me vuelvo a tí Santo de Israel. Lávame, limpia mi conciencia con tu Sangre. Creo que tu Sangre me limpia ahora de toda maldad, de todo pecado. Saca, destruye, arranca de mí todo lo que impida que TÚ bendigas y gobiernes mi vida. Quiero ser guiado, dominado solo por Tí Padre Santo Altísimo. Te pido que te quedes conmigo, en mi corazón y seas dueño y Señor de mi vida. Recibo ahora a Cristo Jesús en mí corazón, lo invoco, lo llamo para que venga y haga morada en mí. Señor Jesús: Te confieso como mi único y verdadero Dios. Apártame para servirte, amarte, obedecerte. Dedico y consagro a Tí mi vida. Gracias por redimirme, por limpiarme, por justificarme y santificarme, muchas gracias. TE AMO PADRE SANTO. Amén.

Tomar toda la armadura de Dios (Efesios 6:10-18)
Me fortalezco con el gran poder del Señor Jesucristo. Me pongo toda la armadura de Dios y hago frente a todas las artimañas del diablo, y cuando llegue el día malo, permaneceré firme resistiendo hasta que acabe la batalla. Me ciño con el cinturón de la verdad, y me protejo con la coraza de justicia, y calzo mis pies con el ánimo de proclamar el Evangelio de la Paz. Ahora tomo el escudo de la FÉ con que voy a apagar todos los dardos de fuego del maligno. Tomo el casco de salvación y la espada del Espíritu que es la Palabra de Dios. Como guerrero oro todos los días y me mantengo alerta y perseverante en oración de los unos por los otros.

LA BATALLA.
ORANDO PRIMERAMENTE POR MI AUTOESTIMA.
Amado Padre Eterno: Vengo a tí clamando por mi estado emocional. Suplico en esta hora que 
yo sea una persona  con total equilibrio en mis emociones; Líbrame de cualquier transtorno del estado de ánimo y concédeme el que siempre tenga un buen humor. Pido también mucha madurez y sensatez en mí. Arranca de mí todo sentimiento de indignidad y autorechazo.
Padre, dame una estima saludable, una seguridad y confianza en mí,  que reflejen total SEGURIDAD y FIRMEZA en tí.
Hazme ENCONTRAR TU AMOR Y QUE PUEDA PERMANECER EN ÉL. (Juan 15:9) y que yo aprenda a amarte con todo mi corazón, con toda el alma y con todas mis fuerzas. Que tenga yo hacia tí una CONFIANZA SIN LÍMITES, y pueda  entender el propósito perfecto que tú tienes conmigo, para que NUNCA LA ENVIDIA entre en mi corazón. Padre: te pido que afirmes mis pensamientos y mi voluntad, para que en mí no haya sombra de variación. Afirma completamente mi estado de ánimo y que yo sea una persona constante y determinada. Digo a mi alma que LO QUE COMIENZO, LO VOY A CONCLUIR. No seré una persona que deja las cosas inconclusas y se deja llevar por desánimos y por derrotas. Resistiré hasta que acabe la batalla.  Padre:  Dame un carácter CRISTIANO que me llevará con éxito por esta vida y aún en la eternidad. Suplico ahora que en mi hogar sea derramada la UNIDAD Y ARMONÍA con el poder de tu Santo Espíritu. Capacítame para dar y recibir AMOR, y  que yo sea canal de bendición adonde vaya. Padre Santo: te suplico que me ayudes, a resolver todo conflicto emocional que me ha llevado a la obesidad, ayúdame, sana con Tu Amor mis áreas carentes de amor, de autoestima. Sáname de toda necesidad emocional no satisfecha. Eres el único que puede ayudarme y en quien puedo refugiarme.
Por FÉ en este momento recibo ese amor tan puro, tan santo, tan incondicional que tienes para todos tus hijos. Y ese amor me inunda en éste momento, me satura, me nutre completamente ahora, tanto que estoy siendo totalmente cambiado a tu manera y a tu tiempo.

Altísimo Rey y Dios mío: ante tu trono de gracia, me presento delante de ti con acciones de gracias suplicándote que me sanes de la obesidad, pidiendo que desde ahora en adelante me vayas guiando, direccionando hacia mi completa sanidad. Ruego que me ayudes, ruego tu sanidad, en el poderoso nombre de Jesús.
Padre en esta hora y por propia voluntad, te entrego, te ofrezco a ti mi cuerpo como sacrificio vivo, santo y agradable a tí. Clamo y suplico por sanidad de la obesidad, porque para ti, nada hay imposible.
Clamo que sanes en mí todo trastorno endócrino y metabólico. En el poderoso nombre de Jesús, recibo, acepto y confieso esa sanidad ahora. Declaro que mi metabolismo sana y se restablece y que mis glándulas endócrinas funcionan normalmente ahora, en el nombre de Jesús.
Padre Santo: saca también de mi mente todo apetito excesivo, toda ansiedad, compulsión y fijación de mi mente por la comida. Someto y llevo cautivo todo pensamiento lujurioso, toda bulimia, todo desenfreno, toda adicción, toda compulsión por la comida, los llevo ahora a la presencia de Jesús.

Amado Padre Eterno: te pido que siempre  yo prefiera comer alimentos sanos. Muchas veces estaré tentado a comer comida procesada, rápida, o llenas de ingredientes no saludables. Te suplico que pongas en mí la cordura, la  sensatez y la determinación  para elegir y optar sólo por alimentos sanos; y ser indiferente al tipo de comida que destruye el cuerpo y mata. Que siempre yo prefiera comer sano. Vengo también ahora, en unión con Cristo, ejerciendo autoridad contra todo desorden alimenticio: BULIMIA, ANOREXIA, COMPULSION PARA COMER, GLOTONERÍA, GULA, VICIO POR LA COMIDA CHATARRA, DIETAS DE HAMBRE, y echo fuera de mi vida a estos espíritus con sus demonios, en el nombre de Jesus. Ayúdame a entender cuales hábitos son malos para la salud de mi cuerpo y que pueda yo comprender que mi cuerpo es templo de tu SANTO ESPIRITU y lo cuide como tal.
Padre: que yo tenga la motivación y el deseo de tomar siempre por lo menos 8-10 vasos diarios de AGUA PURA, y comer suficiente frutas y vegetales. Líbrame de consumir bebidas gaseosas, jugos azucarados, alcohol. Que yo controle mi peso, que pueda hacer ejercicios con regularidad, respirar aire puro, dormir lo necesario y pueda manejar adecuadamente las tensiones, y frustraciones en esta vida, sin caer en angustias y preocupaciones descontroladas. Clamo y suplico que yo valore el cuerpo que me has dado, COMO TEMPLO DEL ESPÍRITU SANTO. Suplico que la influencia de los medios de comunicación no afecte a mi mente cuando promueven dietas, modas, delgadez, o cuerpos extremadamente perfectos.
Que nunca esto afecte a mi mente, sabiendo que el atractivo vá dentro nuestro y es tu Espíritu Santo y no vá por fuera, o por la imagen que proyectamos. Que pueda yo entender que lo que atrae de una persona es su CORAZÓN y no como luce. Tomó la determinación de amar mi cuerpo, y respetar ese templo de tu Espíritu Santo. En el poderoso nombre de Jesús.

Renuncio y resisto a Satanás, la serpiente antigua y a todas sus jerarquías. Renuncio y resisto a Diana de los Efesios, renuncio y resisto a Sheva, a Astarot, renuncio y resisto a Asmodeo, a Beelzebu, a Baal, renuncio y resisto a Moloc, a Quemos. Renuncio y resisto a Mammon. Todos ahora se van de mi vida, de mi mente, de mi cuerpo.  ¡Se van ahora con todas sus jerarquías de demonios!
¡Fuera ahora, en el nombre de Jesús! ¡Los resisto a todos ustedes ahora y confieso que ya no les daré lugar en mi vida! Los ato y echo fuera de mi vida y se van ahora.

Ven ahora Espíritu Santo de Dios y llena toda mi casa interior y no permitas habitar allí a ningún inmundo. Tómame y satúrame por completo, suplico que permanezcas en mí. Satura mi mente y desaloja a la gula y a la lujuria por comer. Suplico que no permitas que yo te apague. Enséñame, ayúdame y sáname.

Ordeno al “apestat” que su función se normalice ahora. Todo deseo y compulsión, manía para comer en exceso ahora comienzan a debilitarse y a disminuir hasta desaparecer, en el poderoso nombre de Jesús, así lo declaro y establezco, y yo creo que LA RESOLUCIÓN ES POR DICHO DE LOS SANTOS, esa es Palabra de Dios. (Daniel 4:17)

Ato y echo fuera de mi toda gula, glotonería, manía, compulsión para comer en exceso y desordenadamente y a cualquier hora. De ahora en adelante yo comeré con mucha disciplina, lo necesario y lo suficiente, confieso esto con todo mi corazón y Dios hará la parte imposible en mí, la parte que yo no puedo. Yo anuncio la victoria de Jesucristo en mi vida, que en los próximos 6 meses yo estaré luciendo realmente muy bien.

Yo tendré el peso adecuado a mi estatura, con mi Dios lograré la victoria. (Repetir varias veces)

El me ayudará, el me enseñará lo que debo comer, mi mente y mi cuerpo solo tendrán deseos de comer alimentos saludables, lo declaro así en el nombre de Jesús.
Recibo tu amor por fe, recibo tu sanidad por fe, recibo paz y gozo en mi corazón, porque sé en quien he confiado.
Espíritu Santo de Dios, clamo en este momento tu ayuda, estoy en tus manos, ayúdame, libérame, sáname. Ven ahora Espíritu Santo de Dios, ocupa toda mi casa interior, y no permitas a ningún inmundo permanecer en este templo. Desaloja ahora toda gula, toda glotonería, toda exceso de apetito, toda lujuria.
Tómame y lléname por completo, porque quiero que te quedes y mores en mí. No permitas que ningún inmundo vuelva a entrar en este templo. Te encomiendo, con todo mi corazón, esta sanidad, confío en ti y sé que tú lo harás.
Gracias porque tu sanidad, llega a mí, la recibo por FÉ. Gracias Padre porque desde ahora comienza mi proceso de sanidad, de liberación. Hoy se han roto cadenas, se han derribado fortalezas de obesidad en mi vida y hoy soy libre. Bendigo tu Santo y Poderoso nombre. Gracias Padre Altísimo. Amén.



EL GRAN obstáculo a las Oraciones.

Antes de comenzar con cualquier tipo de oración en Guerra Espiritual, es SUMAMENTE IMPORTANTE, que TODOS en la familia hagan un compromiso de no hablar quejas, insultos, críticas, griterías, reclamos, derrota, amargura, sino que CAMBIE el lenguaje familiar de maldición a BENDICIÓN. Los pleitos, las griterías, las contiendas, los desacuerdos y la intolerancia deben desaparecer PARA SIEMPRE del hogar de lo contrario todo será un gran fracaso. De ahora en adelante cambiará el lenguaje a lenguaje de BENDICIÓN y se declarará la victoria de Dios en el lenguaje cotidiano. Si el ambiente de pleito y contienda, y amargura continúan en el hogar, DE NADA SERVIRÁN LAS ORACIONES. Tener un lenguaje negativo, pesimista o de maldición DESACTIVA las oraciones de poder. Los cristianos que oran a Dios por una situación y declaran victoria y luego mas tarde expresan negativismo, amargura, pesimismo, derrota, maldición, en su lenguaje cotidiano, NUNCA, verán contestadas sus oraciones, por esto es que hay muchos cristianos que por años oran por una situación que nunca se resuelve.

 El lenguaje que utilizamos para orar debe estar en CONCORDANCIA con nuestro lenguaje cotidiano.


 CON QUÉ OTROS MATERIALES  CUENTA ESTE MINISTERIO?
Tenemos  también materiales especiales, que son UNICOS, pues no nos apoyamos en ninguna información, ni trabajo de nadie, y de hecho, en ninguna otra parte podrá obtener algo similar.  Trabajamos mucho para construirlos y por eso, con toda justicia, pedimos ofrendas a los que lo solicitan. Todo esto con el el solo fin de poder sostener nuestro ministerio.
 
Oracin por HIJOS en CRISIS. Decretos de Liberacin. 
Bendiciones profticas
Oraci
n por mi DESCENDENCIA.







MANUAL de Guerra Espiritual para ministrar liberación de la ESQUIZOFRENIA.


 PARA IGLESIAS, MINISTERIOS Y GRUPOS DE INTERCESIÓN. TALLERES PARA FORMACIÓN DE INTERCESORES DE ALTO NIVEL. Costo $100 (cien dólares americanos dentro de los Estados Unidos y la Unión Europea) Fuera de los Estados Unidos, para países Latinoamericanos son $80 (ochenta dólares americanos)
Formato PDF.  Envío Vía Mail



Para ver mas ir a: Materiales de Ministración


Cristina Blanc-Ramirez.
~ Sierva de Jesus el Yeshua Hamashiach~
Casa de Oracion en Mision Avivamiento.
mision-intercesion1usa@hotmail.com
901-628-5642  Memphis. TN. USA.

2 comments:

  1. Excelente el blog!!!

    Bendiciones hermanos, desde Uruguay


    http://encuentroconjesus.org/

    ReplyDelete
  2. me gusta este sitio me gustaria recibir material para aprender ,gracias y mil bendiciones

    ReplyDelete