Saturday, August 1, 2009

Oracion para confesar involucramiento en la MASONERIA.

Comunidad de Guerreros Espirituales




CONFESIÓN DE INVOLUCRAMIENTO EN MASONERÍA.

Salmos 113 La Biblia de las Américas (LBLA)
113 ¡Aleluya! Alabad, siervos del Señor, alabad el nombre del Señor. 2 Bendito sea el nombre del Señor desde ahora y para siempre. 3 Desde el nacimiento del sol hasta su ocaso, alabado sea el nombre del Señor. 4 Excelso sobre  todas las naciones es el Señor; su gloria está sobre los cielos. 
5 ¿Quién es como el Señor nuestro Dios, que está sentado en las alturas, 6 que se humilla para mirar lo que hay en el cielo y en la tierra? 7 El levanta al pobre del polvo, y al necesitado saca del muladar. 8 para sentarlos con príncipes,  con los príncipes de su pueblo. 9 Hace habitar en casa a la mujer estéril, gozosa de ser madre de hijos. ¡Aleluya!

Isaías 26:1-5 (Nueva Versión Internacional)
Isaías 26 Canto de victoria
En aquel día se entonará esta canción en la tierra de Judá: «Tenemos una ciudad fuerte. Como un muro, como un baluarte, Dios ha interpuesto su *salvación. 2Abran las *puertas, para que entre la nación justa que se mantiene fiel. 3Al de carácter firme lo guardarás en perfecta *paz, porque en ti confía. 4Confíen en el Señor para siempre, porque el Señor es una *Roca eterna. 5Él hace caer a los que habitan en lo alto y abate a la ciudad enaltecida: el abate hasta dejarla por el suelo, la derriba hasta hacerla morder el polvo.

Salmos 13:3-6 (Nueva Versión Internacional)
3Señor y Dios mío, mírame y respóndeme; ilumina mis ojos. Así no caeré en el sueño de la muerte; 4así no dirá mi enemigo: «Lo he vencido»; así mi adversario no se alegrará de mi caída. 5Pero yo confío en tu gran amor; mi corazón se alegra en tu *salvación. 6Canto salmos al Señor. ¡El Señor ha  sido bueno conmigo!

Salmos 118:21-26 (Reina-Valera 1995)
21Te alabaré porque me has oído y me fuiste por salvación. 22La piedra que desecharon los edificadores ha venido a ser la cabeza del ángulo. 23De parte de Adonai es esto y es cosa maravillosa a nuestros ojos. 24Este es el día que hizo nuestro Dios Altísimo; nos gozaremos y alegraremos en él. 25Padre Santo Eterno, sálvanos ahora, te ruego; te ruego, Señor, que nos hagas prosperar ahora. 26¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! Desde la casa de nuestro Dios los bendecimos.

Judas 1:24-25
Al único Dios nuestro Salvador que puede guardarnos para que no caigamos, y establecernos sin tacha y con gran alegría ante su gloriosa presencia, a Él, sea la gloria, la majestad el dominio, la autoridad, por medio de Jesucristo nuestro Señor, antes de todos los siglos, ahora y para siempre. Amén.

Isaías 42:12-13
12Den gloria al Señor y proclamen su alabanza en las costas lejanas. 13El Señor marchará como guerrero; como hombre de guerra despertará su celo.  Con gritos y alaridos se lanzará al combate, y *triunfará sobre sus enemigos.

 CONFESIÓN DE FÉ.
Señor Jesús yo creo firmemente que tú eres el hijo de Dios. Tú eres el Cristo, el Mesías que vino a deshacer toda obra del diablo, toda obra de maldad. Diste tu vida en la cruz por mis pecados y resucitaste de entre los muertos.
Padre te confieso todos mis pecados, confieso haber andado por malos caminos, haciendo lo que me gusta, confieso no haberte obedecido y pido perdón y me vuelvo a ti en arrepentimiento. Saca, destruye, arranca de mi todo, todo lo que impida que tú gobiernes mi vida. Quiero ser gobernado, guiado, dominado solo por ti Padre Santo Altísimo.
Lávame, limpia mi conciencia con tu sangre. Creo que tu sangre me limpia ahora de toda maldad, 
de todo pecado. Te pido que te quedes conmigo, en mí corazón y seas dueño y Señor de mi vida.
 Te confieso como mi único y verdadero Dios. Apártame para servirte, amarte, obedecerte.
Dedico y consagro a ti mi vida. Gracias por redimirme, por limpiarme, por justificarme y santificarme, muchas gracias. TE AMO PADRE SANTO. Amén.

 CONFESION DE PECADOS
Salmos 51:1-12 (Nueva Versión Internacional)
1Ten compasión de mí, oh Dios, conforme a tu gran amor; conforme a tu
inmensa bondad, borra mis transgresiones. 2Lávame de toda mi maldad y límpiame de mi pecado. 3Yo reconozco mis transgresiones; siempre tengo presente mi pecado. 4Contra ti he pecado, sólo contra ti, y he hecho lo que es malo ante tus ojos; por eso, tu sentencia es justa, y tu juicio, irreprochable. 5Yo sé que soy malo de nacimiento; pecador me concibió mi madre. 6Yo sé que tú amas la verdad en lo íntimo; en lo secreto me has enseñado sabiduría. 7Purifícame con *hisopo, y quedaré limpio; lávame, y quedaré más blanco que la nieve. 8Anúnciame gozo y alegría; infunde gozo en estos huesos que has quebrantado. 9Aparta tu rostro de mis pecados y borra toda mi maldad. 10Crea en mí, oh Dios, un *corazón limpio, y renueva la firmeza de mi espíritu. 11No me alejes de tu presencia ni me quites tu santo Espíritu. 12Devuélveme la alegría de tu *salvación; que un espíritu obediente me sostenga.

 Oracion: Conforme a la petición de este salmo, hazlo igual conmigo Señor, porque pecador soy 
y no tengo excusa de mi maldad. No tengo excusa, pero tengo fe y esperanzas que tu crearás y pondrás un corazón limpio dentro de mí, y renovarás un espíritu recto dentro de mi. Que siempre, siempre, siempre un espíritu noble, puro, e íntegro me sostenga, me sustente. Te lo suplico en el poderoso nombre de Cristo mi Señor.

 Tomando la armadura de Dios.
Padre Santo Altísimo de Israel: Como guerreros, ahora nos preparamos para la batalla y hoy proclamamos victoria sobre Satanás. Todos sus ataques contra mí y los míos, sean frustrados, deshechos, gracias a Cristo Jesús que apareció para deshacer todas las obras del enemigo.
Tomamos toda la armadura de Dios, ahora nos fortalecemos con el gran poder del Señor y 
haremos frente con victoria, a todas las artimañas del diablo. Y aun cuando llegue el día malo, 
vamos a resistir hasta el fin con firmeza.

Nos ajustamos ahora, el cinto de la verdad, la verdad de tu palabra y la verdad que jamás podrá ser ocultada de nosotros, para no ser presa de las mentiras del diablo. Nunca la mentira ni el engaño se afirmarán delante de nuestros ojos.
Tomamos ahora la coraza de justicia, y podamos guardar nuestro corazón del mal y de acciones injustas que dañen a los hermanos, o nuestro prójimo. Tomaremos sendas justas, derechas y vamos a permanecer puros y santos. Invocamos la poderosa Sangre de Cristo Jesús sobre nuestra vida, nuestra mente. Sangre bendita que nos lava, cubre y protege.

Ahora calzamos nuestros pies con el apresto del Evangelio de la paz, de Cristo Jesús. Seamos, todos nosotros completamente afirmados en la bendita palabra de Dios. Que cuando la gente nos mire, vea brillar a nuestro Salvador en nosotros, vean su esplendor, su Luz y sobre todo sientan su amor.
Tomamos ahora el escudo de la FÉ, que nos defiende de todos los dardos de fuego del maligno. Nunca más volverán a alcanzarnos la duda, el desánimo, ni la incredulidad. Profetizamos que ya no somos vulnerables a ninguna derrota espiritual.

Tomamos ahora el yelmo de la salvación, para que nuestra mente siempre
esté enfocada en el Señor y en su Palabra. Nunca más, Satanás tomará ventaja sobre nuestros pensamientos.
Tomamos ahora, la Espada del Espíritu, que es la palabra de Dios. Esté lista esta espada en 
nuestras manos. Ahora tomamos la espada afilada, con dos filos, aguda y cortante, que penetra 
y quebranta hasta lo más íntimo del ser y que disipa, dispersa, y deshace toda mentira del enemigo.

Ahora conquistamos, arrebatamos del reino de los cielos esa FÉ perfecta, la FÉ que te agrada Padre Santo, la FÉ que nos hace aprobados. Sea esa FÉ  perfecta con todos nosotros ahora. Por FÉ, ahora estamos vestidos y protegidos con toda la armadura de Dios. Somos guerreros de oración, de adoración, orando en todo tiempo, con toda oración y súplica, por los santos.

Estamos preparados para vivir en este día, tu victoria espiritual. Tú eres el
Gigante, el que libera y el vencedor. Y por tí, nosotros también somos más que vencedores. 
Gracias por esta batalla espiritual Señor Eterno.

Proclamamos que este es el día que hizo nuestro Dios, sea en él, nuestra alegría y nuestro gozo. Damos gracias a Dios porque él es bueno, porque para siempre es su misericordia.

Glorificamos al Señor porque para siempre es su misericordia. (3 veces)

¡Espíritu Santo de Dios! Te rogamos que tú vayas al frente y nos dirijas en todo, con discernimiento, revelación, sabiduría, profecía, enséñanos en todo momento, en el poderoso nombre de Cristo Jesús.
Padre Celestial, en esta hora te buscamos con todo nuestro corazón.

Ahora por la autoridad que nos diste sobre toda maldad, atamos y echamos fuera de esta casa, todo espíritu de venganza, todo espíritu de revancha. Espíritu de venganza, de revancha y tus demonios, te atamos y te echamos fuera de esta familia, de nuestro hogar , de nuestras vidas, en el poderoso nombre de Jesús y por el poder del Espíritu Santo de Dios.

En esta hora sujetamos a Satanás y a sus demonios, sujetamos, atamos y echamos fuera a todo espíritu VIOLENTO y de DESCONTROL, todo ESCÁNDALO. ¡Fuera ahora en el nombre de Jesús!

 LA BATALLA FINAL.
Padre Altísimo Santo de Israel: 
Confieso ahora, haberme involucrado en la MASONERIA. Me arrepiento completamente de haberlo hecho y humillado ahora te suplico perdón, limpieza y restauración.
Padre Dios, con todo mi ser, quiebro todo acuerdo impío y relación con la Masonería, los Shriners, los Illuminati, logias, hermandades, fraternidades,  organizaciones secretas o cualquier otro grupo de lo oculto del que hayamos sido parte mis antepasados y yo.

Perdono a todos mis antepasados por los efectos de sus pecados sobre mis hijos y sobre mí. Confieso y renuncio a todos mis pecados. Renuncio a Satanás y a cada poder espiritual que afecte a mi familia.
En el nombre de Jesucristo, renuncio y quiebro los poderes de  la brujería a la que me abrí yo mismo y mi familia. Renuncio y resisto a los espíritus de Behemoth, Baal, Horus, el espíritu de anticristo, espíritus de muerte y todo poder impío que gobierne sobre estas organizaciones.

Renuncio a la inseguridad; el amor a las posiciones, vanagloria y al poder; el amor al dinero, la avaricia o la codicia; y el orgullo que llevan a las personas a estas organizaciones demoníacas.
Renuncio y echo de mi familia y de mí todo temor lanzado sobre los participantes iniciados en estas organizaciones. Las reconozco como sectarias e impías. Quiebro los poderes de intimidación que gobiernan sobre estas organizaciones. El miedo a la muerte, e! temor del hombre y el miedo a confiar en Dios son echados lejos de mí y de mi casa, en el nombre de Jesucristo. 

La ansiedad, la depresión, la opresión, la obsesión, el daño emocional, la confusión, e! miedo a la oscuridad, e! miedo a la luz y e! miedo a los ruidos súbitos son echados lejos de mí. Renuncio a la ceguera a la verdad espiritual, a la oscuridad del alma, la falsa imaginación, el aire de superioridad y el espíritu de pobreza, en el nombre de Jesús

Pido, suplico tu perdón, Altísimo Santo de Israel, por cada rezo, pacto, compromiso que hice 
con esa/s  organización/es . Renuncio y deshago todo compromiso, pacto, ayuno, rezo, consagración que he hecho en esta/s organización/es.
Señor, te agradezco por cerrar las puertas de las maldiciones generacionales soltadas a través de 
estas organizaciones para atrapar a mi familia. Renuncio a cada puesto que hayamos tenido en estas organizaciones, cualquiera de mis antepasados o yo mismo. Ruego que conforme a tu justicia y a tu verdad DESHAGAS toda maldición que ha venido sobre mi descendencia a causa de la práctica de la MASONERIA.

Todo decreto promulgado o pronunciado contra mi cuerpo son removidos en el nombre de Jesús. Quiebro la maldición de todas las contraseñas secretas, las señales, los movimientos, apretones de manos, territorios, y edificios en lugares celestiales, en el nombre de Jesús. Suplico la sangre de Jesús cubra  mi cuerpo. No experimentaré fallas de órganos internos, tumores, cánceres, apoplejías, enfermedades del estómago, de la garganta y de la lengua, o enfermedades de la sangre, por haber revelado los secretos de estas organizaciones. Tengo salud divina en el nombre de Jesucristo. 
Soy curado por sus llagas. No tengo que ser golpeado por haber sido iniciado en organizaciones secretas. Jesús recibió la golpiza por mí sobre la cruz.

Padre, quiebro el control de los espíritus del segundo cielo que gobiernan sobre nuestro gobierno, jefes de estado, provincias, ciudades, sistema judicial y todo puesto de autoridad que esté enraizado en organizaciones secretas. Quiebro el control de toda forma de antiguas religiones, filosofías, astronomía, adivinación, budismo, islamismo, hinduismo, la nueva era y cualquier otro poder del 
que estas organizaciones secretas extraen poder y se fortalecen.
Padre, envía tus ángeles para confundir y desplazar cualquier credo o declaración hecha y soltada en los cielos por estas organizaciones.

Y ahora, acepto que me perdonas y ROMPO, DESTRUYO Y DESHAGO, toda maldición que ha venido sobre mi línea sanguínea a causa de mi ignorancia y mi desobediencia. Y en este momento renuevo mi alianza con el ETERNO SANTO DE ISRAEL.
Suplico a Jesucristo que tome mi línea sanguínea y nunca más nos apartemos de sus caminos. También suplico perdón por todas aquellas cosas que he hecho y no puedo recordar. Y ahora, con mis propios labios confieso que doy la espalda a Satanás y a su obra, a todo lo que proviene de él, a toda manifestación que provenga de él, doy la espalda a sus favores, ayudas, beneficios.

RENUNCIO Y RESISTO A SATANAS y a sus demonios, y ahora tienen que huir de mi vida. 
Ya no les daré lugar en mi vida. (Repetir 3 veces)

Quiebro, destruyo y arranco ahora toda maldición que vino a mi vida por causa de toda práctica en la MASONERIA y declaro que desde ahora en adelante ya no tienen poder, influencia, ni derecho sobre mí, sobre mi vida, ni sobre los míos, en el nombre de Jesús. El maleficio dejo de ser.

Sujeto y aplasto bajo mis pies y ahora desalojo a todos los demonios que ministran estas maldiciones, en el nombre de Jesús se van ahora, ¡fuera! Los sujeto y someto al Todopoderoso y tienen que huir de mi vida! Y rompo ahora, quiebro y deshago toda amistad, relacionamiento con personas relacionadas a la MASONERIA, ya no tengo amistad ni relación con ellas, lo declaro así en el nombre de Cristo Jesús.

Renuncio y resisto al príncipe del sexo oculto.
Renuncio y resisto a Satanás la serpiente antigua y a todas sus jerarquías.
Renuncio y resisto a Diana de los Efesios, renuncio y resisto a Sheva, a Astarot, renuncio y resisto
 a Asmodeo, a Beelzebu, a Baal, renuncio y resisto a Moloc, a Quemos, a Quiun. Renuncio y resisto
 a Mammon. Todos se van, ahora  de mi vida, de mi mente, de mi cuerpo. Se van ahora con todas sus jerarquías de demonios. ¡Fuera ahora, en el nombre de Jesús! Los resisto a todos ustedes ahora y confieso que ya no les daré lugar en mi vida. Los ato y echo fuera de mi vida y se van ahora.

Ven ahora Espíritu Santo de Dios, llena toda mi casa interior y no permitas habitar allí a ningún inmundo. Tómame y satúrame por completo, suplico que permanezcas en mí. Suplico que no permitas que yo te apague. Enséñame, ayúdame y sáname.

Espíritu Santo de Dios, te ruego que en este momento tú mismo desalojes todo inmundo de LA MASONERIA de mi mente, de mi cuerpo, de mi vida. Ven ahora y desaloja el trauma, los espíritus que me han asignado, el odio y el rechazo y ocupa TÚ ahora esos lugares en mi mente.

Te suplico que satures toda mi mente, mi cuerpo de tu presencia y que quemes todo pacto, conjuro, ayuno, rezo, invocación, sacrificio que he hecho en el pasado cuando estaba al servicio de Satanás.
Yo creo y confieso que Jesús me hace libre hoy de todo pecado y atadura de LA MASONERIA. 
El rescata mi vida del hoyo, me rescata completamente del dominio de Satanás.
¡Hoy soy libre! He pasado ya de la potestad de Satanás a Dios, de las tinieblas a LA LUZ VERDADERA DE CRISTO JESÚS.

En este momento reclamo todo terreno que le di a Satanás para oprimirme con maldiciones. Consagro todo mi ser, espíritu, alma y cuerpo, al Señor Cristo Jesús, te dedico todo mi ser ahora Padre Santo.

Suplico que venga ahora tu Dominio, Poder y Autoridad sobre cada área de mi vida, incluyendo todas mis funciones sexuales, todos mis deseos, lo que está en mi mente. De ahora en adelante que todo lo que yo haga sea de acuerdo a tu voluntad.

Pero yo soy de Cristo y he crucificado mi carne con sus pasiones y deseos.  (Repetir 7 veces)

Entrego a ti Padre Santo, todos mis afectos, emociones y deseos. Y pido que siempre, siempre sean motivados y controlados por tu maravilloso Espíritu Santo. Espíritu Santo de Dios, clamo en este momento tu ayuda, estoy en tus manos, ayúdame, libérame, sáname.

Y otra vez, ven ahora Espíritu Santo de Dios y ocupa toda mi casa interior, no permitas a ningún inmundo permanecer en este templo. Tómame y lléname por completo, porque quiero te quedes y mores en mí. No permitas que ningún inmundo vuelva a entrar en este templo.

Te encomiendo a ti, con todo mi corazón esta sanidad, esta liberación  y confío en ti y tú lo harás. Gracias porque tu sanidad llega a mí, la recibo por FÉ.

Bendigo tu poderoso nombre bajo el cual se sujeta toda fuerza del infierno. Ahora hago un compromiso contigo Padre Eterno, hago un compromiso de pureza y rectitud espiritual. Voluntariamente decido alejarme para siempre de todo lo que no sea TU EVANGELIO PURO. 
Nunca más entraré en prácticas ocultas ni pediré favores o beneficios a Satanás.

Me alejo ahora para siempre de toda práctica, amistad, y actividad que tenga que ver con lo oculto, en el nombre de Jesús. Te doy gracias y te bendigo Señor porque tú eres el Vencedor y el que libera. Gracias porque por fe, yo recibo tu liberación. Amén y amén.


EL GRAN obstáculo a las Oraciones.

Antes de comenzar con cualquier tipo de oración en Guerra Espiritual, es SUMAMENTE IMPORTANTE, que TODOS en la familia hagan un compromiso de no hablar quejas, insultos, críticas, griterías, reclamos, derrota, amargura, sino que CAMBIE el lenguaje familiar de maldición a BENDICIÓN. Los pleitos, las griterías, las contiendas, los desacuerdos y la intolerancia deben desaparecer PARA SIEMPRE del hogar de lo contrario todo será un gran fracaso. De ahora en adelante cambiará el lenguaje a lenguaje de BENDICIÓN y se declarará la victoria de Dios en el lenguaje cotidiano. Si el ambiente de pleito y contienda, y amargura continúan en el hogar, DE NADA SERVIRÁN LAS ORACIONES. Tener un lenguaje negativo, pesimista o de maldición DESACTIVA las oraciones de poder. Los cristianos que oran a Dios por una situación y declaran victoria y luego mas tarde expresan negativismo, amargura, pesimismo, derrota, maldición, en su lenguaje cotidiano, NUNCA, verán contestadas sus oraciones, por esto es que hay muchos cristianos que por años oran por una situación que nunca se resuelve.

 El lenguaje que utilizamos para orar debe estar en CONCORDANCIA con nuestro lenguaje cotidiano.


 CON QUÉ OTROS MATERIALES  CUENTA ESTE MINISTERIO?
Tenemos  también materiales especiales, que son UNICOS, pues no nos apoyamos en ninguna información, ni trabajo de nadie, y de hecho, en ninguna otra parte podrá obtener algo similar.  Trabajamos mucho para construirlos y por eso, con toda justicia, pedimos ofrendas a los que lo solicitan. Todo esto con el el solo fin de poder sostener nuestro ministerio.
 
Oracin por HIJOS en CRISIS. Decretos de Liberacin. 
Bendiciones profticas
Oraci
n por mi DESCENDENCIA.







MANUAL de Guerra Espiritual para ministrar liberación de la ESQUIZOFRENIA.


 PARA IGLESIAS, MINISTERIOS Y GRUPOS DE INTERCESIÓN. TALLERES PARA FORMACIÓN DE INTERCESORES DE ALTO NIVEL. Costo $100 (cien dólares americanos dentro de los Estados Unidos y la Unión Europea) Fuera de los Estados Unidos, para países Latinoamericanos son $80 (ochenta dólares americanos)
Formato PDF.  Envío Vía Mail



Para ver mas ir a: Materiales de Ministración


Cristina Blanc-Ramirez.
~ Sierva de Jesus el Yeshua Hamashiach~
Casa de Oracion en Mision Avivamiento.
mision-intercesion1usa@hotmail.com
901-628-5642  Memphis. TN. USA.

No comments:

Post a Comment